| 22 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

Sánchez se desespera por la posible mayoría absoluta de Casado y Abascal

El presidente del Gobierno sabe que mucho tienen que cambiar las cosas para que pueda seguir en La Moncloa ya que ha perdido el favor de los votantes.

| Andrea Jiménez España

 

La izquierda se desmorona y Sánchez tiembla al ver que no podrá seguir como presidente. El experimento del 'Gobierno Frankenstein' de PSOE y Podemos sostenido por los independentistas del Congreso de los Diputados hace aguas y llevaría a la izquierda a otro desastre electoral como el sufrido en Madrid, según las últimas encuestas publicadas. Casado y Abascal ya sumarían la mayoría absoluta necesaria para desalojar a Sánchez de La Moncloa. 

En solo 24 horas, sendos sondeos publicados por ABC y La Razón llegan a la misma conclusión: el sanchismo vive sus peores momentos desde 2018. La terrible gestión de la pandemia por parte del Gobierno y la irrupción de Ayuso como uno de los pesos pesados del PP, son solo dos de las claves de esta subida en tromba del centro derecha que llevaría a los 'populares' a poder conformar un Gobierno junto a los de Abascal.

Mientras, el presidente  y la maquinaria de Moncloa se afanan en llenar de actos publicitarios la agenda de Sánchez para intentar vender un futuro para 2050, cuando el de 2022 es más que incierto; o en vender un plan de vacunación que ya está organizado por las autonomías, pero que solo se ve lastrado por la falta de vacunas y por la falta de decisión del Gobierno, como ha ocurrido con la administración de la segunda dosis de AstraZeneca.

De esta manera, la suma de PP y Vox, según un sondeo de NC Report para La Razón, obtendría resultados de récord, hundiendo a la izquierda y dejando a Ciudadanos con un mero papel representativo, con solo 1 ó 2 diputados, por lo que tendría que integrarse en el grupo mixto. Una radiografía muy similar a la que también dibujaba la encuesta de GAD3 para ABC de este domingo.

Así, su se celebrasen hoy mismo unas nuevas elecciones, Casado sería presidente del Gobierno de forma indiscutible y su único quebradero de cabeza consistiría en ver si los de Abascal entrarían a forma parte de un Gobierno, o bien, se mantendrían al margen como están haciendo ahora en las comunidades autónomas donde presta su apoyo externo.

Casado y Abascal conseguirían sumar entre los dos unos 180 diputados, suficientes para poder formar gobierno.

Según el sondeo de La Razón, Casado y Abascal conseguirían sumar entre los dos unos 180 diputados, suficientes para poder formar gobierno. Los 'populares' conseguiría unos 130 escaños y Vox se movería en la horquilla de los 50.

Por su parte, el débil papel del PSOE, con enormes problemas internos por las decisiones de Sánchez, pasa una enorma factura en la intención de voto. Las 'purgas' socialistas y el inicio de unas primarias en Andalucía, además de la gestión de Sánchez, apoyándose en los independentistas y dejando al país sumido en el caos tras el fin del estado de alarma, hacen que el socialismo se desmovilice más que nunca, perdiendo alrededor de 20 diputados.

A todo ello hay que añadir la incertidumbre en Podemos. La salida de Pablo Iglesias y la posibilidad de un futuro partido con Ione Belarra a la cabeza no invitan al optimismo para sus votantes, ya que la formación perdería entre 14 y 16 diputados, aunque estos resultados son aún difíciles de predecir puesto que aún está por ver el papel de Yolanda Díaz en la formación morada. 

Más País no arrastraría a más votantes de izquierda

Así, todo apunta a que la izquierda está abocada al fracaso, dejándose por el camino más de un millón de votos, los mismos que se apunta el centro derecha y que Más País aún no es capaz de absorber, puesto que solo subiría entre 2 y 3 escaños.

 

Bien es cierto, que ya pisa los talones a Podemos y que si sigue con esta proyección creciente podría incluso superar a los morados, pero aún así los números no daría, puesto que Sánchez y su Gobierno de coalición han dinamitado cualquier posibilidad de el votante de izquierdas repita.

Los incumplimientos constantes por parte del Ejecutivo y la situación económica que se dibuja a un medio plazo con una  subida de impuestos que el Gobierno no quiere concretar, pero que no deja de insinuar, terminan por poner la puntilla y las clases medias, esas que sustentan la mayoría del voto y que llevan a ganar las elecciones, ya apuestan por Casado como próximo presidente.