| 25 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Iceta abraza al condenado Cuixart en presencia de Illa.
Iceta abraza al condenado Cuixart en presencia de Illa.

El CIS catalán da un baño de realidad a Sánchez: su apaciguamiento engorda a ERC

El "efecto Illa" se hunde y Oriol Junqueras saca aún más rendimiento electoral según el último sondeo de la Generalitat. El PSC pierde apoyos y Moncloa no saca ningún rendimiento.

| M.B España

La estrategia de apaciguamiento con el independentismo, indultos a los condenados por el golpe del 1-0 incluidos, no da la más mínima rentabilidad política ni al Gobierno ni al PSOE. Más aún, contribuye a diluir más aún la Operación Illa.

ERC ganaría las elecciones catalanas si se celebraran ahora con entre 36 y 37 escaños, por delante del PSC, mientras que Junts sería tercera fuerza perdiendo tres o cuatro diputados respecto a las elecciones del 14 de febrero, ya que pasaría de 32 a 28-29, según una encuesta del Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat, el conocido como CIS catalán.

La estimación del CEO sitúa a la CUP en cuarta posición mejorando sus resultados hasta los 11-12 diputados, a los Comunes de Ada Colau quintos con 8-9, Vox perdería varios diputados quedándose en sexto puesto con 7-8, el PP mejoraría llegando a los 6-7 y Cs no tendría asegurada su entrada en el Parlament, ya que la estimación le da entre 0 y 2 escaños.

Con estos resultados, los tres partidos independentistas reeditarían la mayoría absoluta que tienen en el Parlament -fijada en los 68 escaños-, incluso ampliándola, ya que en la horquilla más baja tendrían 75 diputados y en la más alta 78 -ahora son 74-, y superarían el 50% del voto, alcanzando el 50,3%, algo que no ocurría en las elecciones del 14 de febrero, ya que para sumar esa cifra necesitaban el voto obtenido por formaciones extraparlamentarias.

Respecto a las elecciones de hace tres meses, ERC mejoraría en tres o cuatro diputados y en más de dos puntos de porcentaje de voto (de un 21,3% el 14F a un 24%), y pasaría por delante del PSC, que sería segunda fuerza, pese a subir entre uno y dos escaños, y subir ligeramente en voto (del 23,03% al 23,8%).