25 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Pablo Iglesias y Aitor Esteban, en el Congreso.

El juego a dos bandas de Sánchez desata la guerra total entre el PNV y Podemos

El acuerdo entre socialistas y morados para gobernar Irún, que los populistas ponen como modelo para el futuro, provoca una batalla campal entre los de Iglesias y los de Urkullu.

| Javier Ruiz de Vergara España

La estrategia demostrada por Pedro Sánchez durante la negociación de los PGE jugando a dos bandas, bien entre PNV y Bildu, bien entre Esquerra y Ciudadanos, ha acabado agotando la paciencia del que, según las propias palabras del líder del PSOE, es su "socio preferente" para la legislatura.

La cúpula peneuvista ha estallado este lunes por boca de la presidenta del partido en Vizcaya, y lo ha hecho contra el socio de Sánchez, Podemos. Todo tras el acuerdo solemnizado este mismo sábado entre socialistas y morados para gobernar en coalición la localidad de Irún, la segunda más poblada de Guipúzcoa, en una alianza sin precedentes en la política vasca y que la emisaria de Pablo Iglesias en el País Vasco, Pilar Garrido, ha puesto como ejemplo para el futuro.

En realidad, Podemos ha aprovechado su pacto por sorpresa con el PSOE para seguir metiendo miedo al PNV, alimentando las posibilidades de un tripartito (PSOE-Podemos-Bildu) que envíe en el medio plazo a los de Íñigo Urkullu y Andoni Ortuzar a la oposición.

Así que, enfadada como pocas veces antes, la portavoz de PNV, Itxaso Atutxa, ha firmado una declaración de guerra en toda regla contra el partido de Pablo Iglesias en un nuevo frente que amenaza con complicar el resto de legislatura a Pedro Sánchez.

Atutxa ha afeado a Podemos que los votos del PNV para hacer a Pablo Iglesias vicepresidente segundo del Gobierno no les parecieron en su momento tan "casposos ni tan poco democráticos". Y ha aseguardo que el PNV es un partido centenario que siempre ha estado "a favor de la paz desde su fundación", por lo que, "de democracia", es algo de lo que no van a "recibir lecciones".

Respecto al acuerdo alcanzado en el Ayuntamiento de Irún entre PSE y Elkarrekin Podemos-IU, Atutxa ha considerado que se trata de una "excepcionalidad" dentro de los acuerdos que mantienen jeltzales y socialistas en otras instituciones vascas.

Pero, de inmediato, ha denunciado que lo "más grave" en este caso han sido las declaraciones de la líder morada, Pilar Garrido, quien ha señalado que "lo normal, lo democrático" es que "tarde más o tarde menos" se dé un gobierno de izquierdas en Euskadi.

 

El pacto entre PSE y Podemos en Irún que los de Pablo Iglesias han convertido en munición contra el PNV con la cobertura del propio Iglesias.

 

Asimismo, Atutxa ha criticado que la líder de IU en el País Vasco, Isabel Salud, apuntara este domingo que era necesario poner fin a la "hegemonía casposa" del PNV.

"Parece que nuestros votos para que su secretario general sea vicepresidente del Gobierno no les han parecido tan casposos ni tan poco democráticos. Estas afirmaciones muy graves no se pueden volver a repetir", ha advertido la número tres del partido vasco.

Además, ha advertido a Podemos que al PNV no le hace falta que "nadie le represente en Madrid" y ha destacado que su negociación  es "directa" con los máximos responsables del Gobierno. "Por muchos intentos que haga Iglesias, el PNV tiene muy anclada su representación", ha recalcado.

Unas declaraciones que confirman que hace ya meses que Sabin Etxea, la sede del PNV, los maniobras de Iglesias y el dejar hacer de Sánchez han puesto en guardia a los de Urkullu y Ortuzar.