| 05 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Sánchez anuncia más gasto en subvenciones y acusa al PP de "acosar" al Gobierno

El Gobierno aprobará un nuevo paquete de ayudas valorado en 3.000 millones de euros para reducir la factura energetica.

| Andrea Jiménez España

El presidente del Gobierno acudía este jueves al Congreso de los Diputados para dar cuenta de la cumbre europea celebrada en Praga la semana pasada y las medidas del Gobierno para afrontar la crisis derivada de la guerra de Ucrania. Sin embargo, la cita ha sido utilizada por Sánchez para cargar contra la oposición que exige una bajada de impuestos y anunciar nuevas subvenciones que suponen 3.000 millones de euros más de gasto público.

El discurso del presidente comenzaba atropellado, después de que los diputados de Vox entrasen un minuto tarde mostrando su enfado por el desplante que Sánchez protagonizó en el desfile del 12-O haciendo esperar al Rey, pero rápidamente el presidente podía continuar hablando de la guerra, como única fuente de los problemas económicos que vive España.

De hecho, ha asegurado que no se puede "menospreciar" la amenaza nuclear del presidente ruso, Vladimir Putin, de quien ha dicho que está "desnortado", pero ha dejado claro que hay que seguir apoyando "al agredido", Ucrania, frente al agresor.

Por ello, ha sacado pecho de su papel como presidente y ha concluido que "España es hoy, gracias al intenso trabajo del Gobierno, el país europeo más creíble en las propuestas que permitan amortiguar los efectos de la crisis energética de Putin".

Pero como Sánchez siempre aprovecha sus intervenciones en el Congreso para revestirlas de mítines electorales, después de presumir, ha criticado las "recetas neoliberales" de recortes que en la pasada crisis "llevaron a una depresión" a Europa, "tardando una década en recuperarse".

Sánchez acusa a la oposición de "acosar y a tratar de derribar al Gobierno y no ayudar a su país en momentos críticos"

"Hoy la respuesta es bien diferente. Se protege a la clase media y se refuerza el Estado del Bienestar", ha asegurado el presidente, para añadir que el papel de la oposición durante la pandemia y la guerra ha consistido en "acosar y a tratar de derribar al Gobierno y no ayudar a su país en momentos críticos".

Así, el presidente ha encontrado en este discurso una oportunidad de oro para anunciar un nuevo paquete de medidas anticrisis para el que el Gobierno movilizará un total de 3.000 millones adicionales de los Presupuestos Generales del Estado y con el que se pretende proteger al 40% de los hogares del país.

Entre las medidas se incluirá el refuerzo del bono social eléctrico, beneficiando a 1,3 millones de hogares, el incremento de un 15% la cantidad de energía con derecho a descuento o la creación temporal de una nueva categoría de consumidores eléctricos con derecho a un descuento del 40% en sus facturas para los hogares con bajos ingresos.

 

En cuanto al gas, el presidente ha avanzado unas medidas sobre el consumo de calefacción y agua caliente de los hogares que cuentan con calderas de gas comunitarias. En concreto, se extenderá la protección que ya otorgan las tarifas reguladas a los hogares que formen parte de comunidades de vecinos con calefacciones centralizadas de gas natural, creando con ello una nueva tarifa regulada para que se limite hasta finales de 2023 el incremento trimestral de precios. Un total de 1,7 millones de hogares se beneficiarán de la reducción de más de la mitad del recibo con esta medida.

Pero además, el presidente ha aprovechado su discurso para defender su política fiscal y el pago masivo de impuestos, al tiempo que defendía la subida de las pensiones. Sánchez ve una "falta de respeto" y una "barbaridad" decir que un pensionista cambiará su voto porque le suban la pensión. "Es intolerable y denota dos cosas que suelen ocurrir en la derecha: clasismo y soberbia".

Sánchez calenta el cara a cara con Feijóo

Así,  ha acusado hoy al presidente del PP, Alberto Núñez Feijoo, de tener las mismas recetas que el expresidente de Mariano Rajoy, de querer la "peor vuelta al pasado" a una sociedad con mayor "precariedad y desigualdad". Sin embargo, el jefe del Ejecutivo ha reclamado un sistema fiscal de "primera división" para mantener el Estado del bienestar, defendiendo así los impuestos a energéticas y bancos y el impuesto al patrimonio de los que más tienen.

Además, ha reprochado al PP pedir una auditoría de las cuentas para, en caso de llegar al Gobierno, aprobar subidas fiscales, amnistías fiscales y recortar estado del bienestar. Medidas que con Rajoy, ha dicho, deprimieron la economía, subieron el paro, elevaron déficit y deuda y ensancharon desigualdad entre españoles.

En su opinión, el PP aplicó una agenda "neoliberal del sálvese quien pueda" que hizo que la pandemia se afrontara inicialmente con poco más de 4.000 camas de UCI mientras Alemania tenía 28.000. Según ha dicho, son lecciones de la pandemia que nunca podrá olvidar.

Pero ha precisado que para mejorar esta situación "se necesitan impuestos, ingresos públicos" y ha acusado a la derecha de querer un gobierno débil, criticando que el PP haya propuesto que el dinero esté mejor en el bolsillo de los ciudadanos, haya acusado al Gobierno de forrarse y lo llame el "infierno".

Así, ha insistido en que  "gracias a nuestro Estado de Bienestar los españoles se hipotecan por comprar un coche o casa, pero nunca para hacer frente a un tratamiento de cáncer. El infierno sería arruinarse como en otros países para curarse", ha dicho el presidente, que de nuevo utiliza sus intervenciones en el Congreso para cargar contra la oposición ahogado por las encuestas que le sitúan cada día más lejos de Moncloa.