14 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Calviño, este viernes, durante la reunión del dialogo social con sindicatos y CEOE.
Calviño, este viernes, durante la reunión del dialogo social con sindicatos y CEOE.

UGT y CCOO se alían con Podemos y amenazan a Calviño con agitar la calle

Los sindicatos quieren condicionar el plan que Moncloa debe presentar en Bruselas sobre pensiones, déficit y reforma laboral. Reunirán a sus ejecutivas el 19 para estudiar movilizaciones ya.

| Javier Ruiz de Vergara España

Cuando el pasado 27 de octubre, tras semanas de no pocas broncas internas, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias sellaron con su codazo anticovid su pacto para los Presupuestos Generales para 2021, en Moncloa dieron por despejado el camino para el primer semestre del nuevo año, sabedores en el Gobierno que el plácet de Esquerra y PNV a las cuentas estaba prácticamente allanado.

Pero apenas dos meses después, la imagen de unidad ha vuelto a saltar por los aires. Justo en el momento en que Sánchez ha chocado con la cruda realidad de la letra pequeña del acuerdo de rescate de la Unión Europea. Los 140.000 millones de euros que deben sustentar en buena medida la legislatura de la coalición progresista.

 

Hace días que la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ha asumido un protagonismo público que había cedido en los últimos tiempos. El ejemplo lo puso este mismo jueves en el estratégico Día del Inversor. Ante más de 200 representantes internacionales, Calviño garantizó ortodoxia económica y fiscal para el año que acaba de comenzar.

Es decir, reforma de las pensiones, consolidación fiscal (nada de disparar el déficit sin control) y mantenimiento de los pilares de la reforma laboral del PP. Asuntos de los que Pablo Iglesias pretende hacer casus belli en la mesa del Consejo de Ministros.

Casualidad o no, justo cuando la vicepresidenta económica ha mostrado sus galones ante Europa -en plena guerra de Podemos contra las eléctricas y por las pensiones-, este viernes han endurecido su mensaje los sindicatos. UGT y Comisiones Obreras han advertido a Calviño que están dispuestos a provocar un otoño caliente si Economía no les detalla sus planes ante la Comisión.

Los líderes sindicales, Unai Sordo y Pepe Álvarez, han exigido conocer cuáles son los compromisos exactos que el Gobierno va a contraer con Bruselas. Lo han hecho tras reunirse con la vicepresidenta y los ministros Yolanda Díaz, José Luis Escrivá, Reyes Maroto y María Jesús Montero.

 

La unidad que Sánchez e Iglesias mostraron tras pactar los PGE ha saltado por los aires en apenas unas semanas.

 

Sordo ha sido el primero en romper el fuego para alinearse con las tesis de Podemos. "No vamos a
hacer actos de fe en este proceso de negociación, porque somos conscientes de que compromisos muy cerrados con Europa luego condicionan el diálogo social, fortalecen a una de las partes y no dejan oxígeno".

"CCOO no va a acompañar ningún proceso de negociación que no tenga márgenes suficientes para poder definir las políticas sociales", ha advertido.

Por su parte, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha reivindicado que se mejoren las mesas del diálogo social para que "en un tiempo breve" se aborden "los grandísimos problemas que tiene el mercado de trabajo". Es decir, la derogación de la legislación laboral que puso en pie Fátima Báñez y que Podemos exige tumbar ante la negativa frontal de Calviño.

De momento, el aviso a navegantes para Moncloa ya tiene día y hora. Las ejecutivas de CCOO y UGT se reunirán el próximo martes. Allí, han advertido los líderes sindicales, "se tomará la decisión oportuna".

Pero Sordo ha asegurado que la movilización en las calles "no esta ligada al resultado de esta reunión" y que, si la convocan, tendrá que ver con algún elemento como es la congelación del Salario Mínimo. Que Podemos rechaza y el PSOE defiende. El otoño caliente ya planea sobre Moncloa.