| 24 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pedro Sánchez de espaldas
Pedro Sánchez de espaldas

Crece el ruido en el PSOE por la malversación pero Sánchez ignora a todos

A las críticas de Page se suman ahora el presidente de Aragón, el alcalde de Valladolid o el ex alcalde de San Sebastián, pero desde Moncloa siguen adelante y no se dan por aludidos

| Enrique Martínez España

El terremoto interno iniciado este martes por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, a cuenta de la reforma del delito de malversación, está empezando a tener réplicas en otros territorios. Sin embargo, desde Moncloa siguen haciendo oídos sordos y no temen que la rebelión interna llegue al extremo de hacerles parar sus planes.

Pedro Sánchez es conocedor de su férreo control sobre el grupo parlamentario en el Congreso -quien debe votar a favor de la reforma del delito de malversación- y no se esperan fugas de voto por muy duras que sean las críticas de Emiliano García-Page o de otros barones, que muchos en el PSOE circunscriben más a su estrategia electoral de cara a las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2023.

Dentro del PSOE, sigue creciendo sin embargo el runrún interno sobre las consecuencias de ceder a ERC una vez más. El presidente de Aragón, Javier Lambán, se ha mostrado en contra de la modificación del delito de malversación y ha apostado por hacer lo contrario: agravar más las penas para la malversación de fondos públicos.

"En mi opinión malversar fondos públicos para financiar un delito tan gravísimo como el de los independentistas catalanes debería tener una consideración agravada", ha afirmado Javier Lambán alegando que "malversar para financiar aquellos gravísimos hechos contra la Constitución debería recibir un tratamiento penal agravado a como estaba regulado con anterioridad".

 

El escaño vacío de Pedro Sánchez, este miércoles.

 

No ha sido la única voz que ha mostrado su malestar. El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha asegurado que coincide con la opinión de Emiliano García-Page en que le "chirría" la modificación del delito de malversación pactados entre el PSOE y ERC.

"Dije que no tenía mayor problema con los cambios en el delito de sedición, pero en la malversación me chirriaba. La modificación en sí no la acabo de entender bien, no me acaba de gustar, ni me acaba de encajar”, ha subrayado Óscar Puente, uno de los principales alcaldes del PSOE y que por cierto fue portavoz de la ejecutiva de Pedro Sánchez.

Dentro del grupo parlamentario del PSOE, ha sorprendido la opinión del diputado Odón Elorza, ex alcalde de San Sebastián, y el primero en romper la unidad de discurso de los diputados sanchistas, si bien no prevé votar en contra. Odón Elorza ha trasladado en la reunión del grupo del PSOE que su malestar por la rapidez y la falta de debate interno con la que se ha acometido la supresión del delito de sedición y especialmente la reforma del de malversación.

El ex alcalde de San Sebastián cree la reforma de la malversación puede tener un coste electoral para el PSOE porque, además, se ha hecho coincidir en el tiempo con la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado. Sin embargo, ha descartado romper la disciplina de voto.

Mientras el PSOE arde como una olla a presión, algunos barones socialistas como Ximo Puig o Guillermo Fernández Vara guardan silencio en una calculada ambigüedad, y desde las terminales del sanchismo se defiende a capa y espada los planes del presidente insistiendo en que en ningún momento es el primer paso para un referéndum pactado en el futuro, el plan final que quiere ERC.