| 09 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Alberto Garzón en la Asamblea que lo reeligió como líder de IU, en marzo.
Alberto Garzón en la Asamblea que lo reeligió como líder de IU, en marzo.

Alberto Garzón queda como el gran perdedor en el ascenso de Yolanda Díaz

El líder de IU, enfrentado a la ministra de Trabajo desde hace años, cada vez está más arrinconado y empequeñecido dentro de Unidas Podemos y del Gobierno. ¿Está en la línea de salida?

| A.I.M. España

 

El ascenso al altar político de Unidas Podemos de Yolanda Díaz ha dejado más arrinconado si cabe a Alberto Garzón. El ministro de Consumo ya tenía un peso muy limitado en la coalición liderada hasta ahora por Pablo Iglesias y en el Gobierno; pero a partir de ahora, más aún. 

Se empieza a especular, incluso, con que Garzón podría ser enviado al destierro como candidato de UP a las elecciones andaluzas, previstas -salvo adelanto- a finales de 2022. Allí se vería las caras con Teresa Rodríguez, de Adelante Andalucía.

Garzón observa indignado cómo cuanto más sube Díaz, más baja él. Y no le hace ninguna gracia que el futuro de Unidas Podemos pase una mujer con quien mantiene un enfrentamiento silencioso y silenciado desde hace años.

Tal es así que en otoño de 2019 la ahora vicepresidenta tercera se dio de baja como militante de IU por sus discrepancias con el malagueño, aunque lo mantuvo oculto durante meses. Sin embargo, mantuvo su carnet del PCE

Por aquel entonces, antes de la repetición electoral de noviembre de 2019, Garzón defendía la abstención de Unidas Podemos a la investidura de Pedro Sánchez. Iglesias prefería ir nuevamente a elecciones. Se impuso la tesis del jefe de filas morado con el apoyo, entre otros dirigentes, de Yolanda Díaz

Apenas se hablan

A partir de ese momento la relación entre ella y Garzón pasó de fría a gélida. De hecho la ahora ministra de Trabajo entró en el Ejecutivo de coalición no por voluntad ni mediación del líder de IU, sino por Iglesias, directamente. Con quien mantiene una excelente relación.

Yolanda Díaz, la mujer por la que pasa el futuro de Unidas Podemos.

 

Díaz tiene una valoración de 5,2 puntos según el último barómetro del CIS, la más alta de todos los ministros de Unidas Podemos. Garzón, del 3,9. Díaz ha sido ascendida a vicepresidenta y dirige un ministerio, el de Trabajo, capital en medio de la crisis devastadora del Covid. Garzón se dedica a la fiscalidad de las bebidas azucaradas, la obsolescencia programada y a llevar a la Fiscalía a cualquiera que ose vender on line camisetas amenazantes sobre Iglesias

Díaz tiene hilo directo con Sánchez y está en todas las decisiones importantes de Unidas Podemos. La opinión de Garzón cada vez pesa menos. Díaz ha sido ungida como candidata a la Presidencia de una coalición como Unidas Podemos. Garzón, por contra, acaba de ser reelegido líder de IU con 5.694 exiguos votos, el 76,26% de los militantes que quisieron participar en la XII Asamblea Federal celebrara en marzo. 

A este último respecto, el pasado domingo fue ratificado por la Coordinadora Federal (el máximo órgano ejecutivo) con el 87% de los apoyos. En total, 104 votos. En esa nueva Coordinadora Federal ya no está Yolanda Díaz, de la que formó parte en el pasado.

Tan poco entusiasmo muestra Garzón por la carrera meteórica de la titular de Trabajo que ni siquiera ha sido capaz de bendecir en público su candidatura virtual a la Presidencia por Unidas Podemos. Según el líder de IU, cuando llegue el momento eso tendrán que avalarlo los miembros de la coalición.