26 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Page, este lunes, en el acto institucional del Día de Castilla-La Mancha.
Page, este lunes, en el acto institucional del Día de Castilla-La Mancha.

Page emula a Ayuso y confronta ya con Sánchez para que no le salpique su declive

El barón manchego se adelanta al Gobierno y plantea el fin de las mascarillas. El día en que varias encuestas le auguran una derrota en las próximas autonómicas.

| Javier Ruiz de Vergara España

Los peores temores de Ferraz comienzan a tomar cuerpo. La rebelión de los barones tras el terremoto de los indultos a los presos del 1-O, las encuestas del PSOE que comienzan a arrastrar a los líderes regionales más allá del creciente desgaste del propio Pedro Sánchez, y las conclusiones que muchos dirigentes socialistas han extraído de los resultados de las elecciones madrileñas del 4M -y el resultado espectacular de Isabel Díaz Ayuso con su estrategia de confrontación sin complejos con Moncloa- comienza a provocar un incesante runrún entre los presidentes autonómicos del PSOE.

Como suele ser habitual en estos casos -de hecho fue el primero en salir a la palestra contra los indultos-, el primer movimiento significativo lo ha protagonizado Emiliano García-Page. Lo ha hecho además este lunes, aprovechando el indudable foco mediático del acto institucional que ha presidido con motivo del Día de Castilla-La Mancha.

Page ha lanzado un desafío al Gobierno, al estilo de esos debates que Ayuso impulsó contra Sánchez (toque de queda, PCR en Barajas, horarios de la hostelería) y ha querido marcar territorio. Curiosamente, lo ha hecho el día en que varias encuestas publicadas para la ocasión dibujan una derrota del PSOE y un posible gobierno de PP y Vox en el Palacio de Fuensalida, la sede en Toledo del presidente manchego.

Así, sin consulta previa a la ministra de Sanidad, Page ha avanzado que su Gobierno planteará de forma inminente abordar la supresión de la obligatoriedad de llevar mascarilla en espacios abiertos, algo que incluso pretende que cristalice antes de que acabe el mes de junio.

 

"El pueblo español ha cumplido, con la forma de ser que tenemos, pero ha cumplido como pocos en Europa. Sinceramente, en sus casas y fuera de ellas. Y esto merece dedicarles un reconocimiento", ha defendido el presidente manchego para justificar su reto al Gobierno.

Curiosamente, el propio Ministerio de Sanidad ha desactivado en horas cualquier polémica. El portavoz del departamento de Carolina Darias, Fernando Simón, ha adelantado plazos y ha avanzado que el Ejecutivo planea la retirada del cubrebocas a mediados o finales de junio.

Tras estas declaraciones del presidente castellanomanchego, la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso había asegurado que también Madrid está también valorando suprimir el uso en espacios abiertos. Eso sí, Ayuso ha avisado de que es una "valoración" y todavía "queda mucho por hacer".

Pero no solamente eso. Page ha advertido de que intentará "alzar la voz" para defender los derechos "legítimos" de Castilla-La Mancha que se vean amenazados fuera de la región, tanto por otras comunidades autónomas como por "algunos colectivos que aunque defiendan sus intereses, lo hagan para atacar a los demás".

 

Page, Ayuso y Fernández Mañuecos en una de sus cumbres institucionales durante el estado de alarma.

 

Page, durante ese discurso en el acto institucional, ha insistido en que no se va a callar "nunca" e intentará pensar lo que dice, ya que en Castilla-La Mancha "no dudamos de nuestra identidad" y eso ayuda a hablar "con mucha claridad".

Del mismo modo, ha reivindicado el "consenso" que ha habido entre presidentes autonómicos en todo lo referente a la pandemia que, ha considerado, "representa muy bien la pluralidad de unos y otros", algo que le hubiera gustado que hubiera también en el Congreso de los Diputados. Un mensaje con recado al propio Pedro Sánchez, al que muchos acusan de no haber querido liderar la unión de todas las fuerzas políticas.

Page parece tan solo la punta de lanza de un contraataque de los barones, temerosos de que la estrategia del presidente con los indultos y la mesa bilateral con Pere Aragonés les acabe salpicando a ellos en las urnas de las próximas autonómicas.

 

En este sentido, el PSOE de Extremadura ha reclamado a Ferraz que haga un "esfuerzo de diálogo" con las federaciones socialistas territoriales para que puedan ofrecer su "visión del problema" y a partir de ahí "enriquecer el debate antes de tomar cualquier tipo de decisión" sobre los indultos a los líderes del procés.

El portavoz del PSOE extremeño que lidera Guillermo Fernández Vara, Juan Antonio González, se ha pronunciado de esta forma este lunes en rueda de prensa en Mérida, en la que ha defendido que cada federación territorial "tiene una visión diferente" sobre la posible concesión de indultos, y puedan realizar sus aportaciones.

Por tanto, el dirigente socialista ha señalado que "hay que hacer cosas en Cataluña para intentar mejorar la acción", pero ha abogado por "abrir un diálogo en el partido en el que todos los territorios, todas las federaciones, aporten su visión del problema". Los barones se mueven porque temen ser las primeras víctimas de la deriva de Sánchez.