| 25 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Sánchez en su cierre de filas este lunes con sus parlamentarios. Este miércoles hará lo propio con sus barones.
Sánchez en su cierre de filas este lunes con sus parlamentarios. Este miércoles hará lo propio con sus barones.

Page, Vara y Puig transigen y callarán ante Sánchez para sobrevivir al 2023

Tras embarcar a sus diputados y senadores en su estrategia a la desesperada, el presidente quiere enfangar también a sus líderes territoriales en el "barrizal" partidista contra el PP.

| Javier Ruiz de Vergara España

Los barones socialistas vuelven a verse las caras con Pedro Sánchez en unos pocos días atrapados en su pecado original desde los pactos de su secretario general con la coalición Frankenstein: haberse convertido en convidados de piedra del sanchismo a cambio de mantener sus cuotas de poder en sus territorios. Hasta ahora.

Este sábado el presidente del gobierno ha convocado a los Emiliano García Page, Ximo Puig, Javier Lambán y Guillermo Fernández Vara en su ofensiva para tratar de sortear la ola mala de las encuestas.

Y nadie cree a estas alturas en la cúpula socialista que los presidentes autonómicos y líderes socialistas en la oposición vayan a soltarle a la cara a Sánchez lo que realmente piensan de la espectativas socialistas de cara a las elecciones autonómicas y municipales de mayo.

Precisamente la reunión de este Consejo Político Federal tiene lugar con motivo del proceso de primarias. El plazo de presentación de candidaturas está fijado entre los 19 y 20 de septiembre y la primera votación el 9 de octubre.

“Una cosa es sincerarse ante un micrófono y hasta darse un calentón, y otros es cantarle las cuarenta ahora al dueño de la llave de las listas electorales. Hay se juegan muchas vidas laborales y muchas nóminas públicas”, aseguran a ESdiario fuentes socialistas.

Ejemplo de calentón fue el que protagonizó este lunes en un coloquio el propio Page, cuando enseñó a Sánchez el origen de todos los males del PSOE: Podemos, ERC y Bildu.

En realidad lo que el barón de barones calló en su recado a Ferraz es que el propio Sánchez se ha mimetizado tanto con sus socios que ahora es el el abanderado del discurso más extremo, reinventado ahora en azote de los "poderosos", los medios conspiradores y los "cenáculos" humeantes por los habanos.

 

Page se soltó la lengua este lunes contra los pactos de Sánchez. Habrá que ver si lo vuelve a hacer este miércoles a la cara del "jefe".

 

Así en Zaragoza los barones sortearán el eterno dilema para limitarse a pactar con su líder su cuota en las próximas listas electorales y la elección de sus cabezas de lista. Lambán, que teme que Moncloa le mueva la silla, ya ha dado un paso adelante para evitar que Sánchez le jubile y le releve por la tan promocionada ministra aragonesa Pilar Alegría.

Junto a Lambán repetirán -salvo terremoto interno- Page, Vara y Puig, imprescindibles ahora para Sánchez para evitar una hecatombe en mayo que le arrastre a él, esta vez sí y no como tras las debacles en Madrid, Castilla y León y Andalucía.

Moncloa va a este Consejo de Política Territorial con su estrategia de confundir gobierno y partido en su campaña El gobierno de la gente. Y como este lunes hizo con sus parlamentarios,Sánchez exigirá a sus líderes autonómicos que se mojen por él y defiendan sin matices sus políticas y sus decisiones “izquierdistas”.

 

Y por mucho que Page clame en el desierto, la cumbre de los barones va a optar por convertir al PP en el gran enemigo y, previsiblemente, a Isabel Díaz Ayuso en poco menos que el anticristo por sus políticas alternativas. Ya se sabe, en Zaragoza este miércoles barón que se mueva, barón que no saldrá en los carteles electorales de mayo.