| 24 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

Los barones limitan a Sánchez y a sus ministros

Varios barones del partido socialista deciden tomar una hoja de ruta diferente a la del presidente por miedo a perder votos

| Esther Jaén España

Esther_Jaen

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se dio su baño de multitudes, aplausos, felicitaciones y parabienes durante el fin de semana, en la reunión del Comité Federal Socialista. De puertas para adentro, ante sus compañeros y fieles seguidores, el cariño es mucho más seguro y se recibe más y mejor que en un acto institucional, vaya usted a saber en qué punto de la geografía española, porque tal como está el patio y el nivel de crispación política, siempre habrá algún grupo de personas y colectivos, que con o sin intereses partidistas detrás, lo darán todo para ir a increpar al presidente Sánchez al lugar más recóndito de España.

No son pocos los líderes territoriales del PSOE que afirman ser conscientes de que buena parte de las críticas que le llueven a su líder vienen ocasionadas por la acción de Gobierno y por lo que entienden que es el “precio” de gobernar en coalición e, incluso, de tener los apoyos externos de partidos independentistas, como ERC o Bildu, con toda la polvareda que la trayectoria de ambas formaciones levanta convenientemente aireada y agitada por la oposición y, le guste o no, tizna a Pedro Sánchez.

 

Quizás por ello, los barones socialistas (a excepción de Cataluña y Euskadi, principalmente) y buena parte de sus alcaldes piensan ya en una estrategia mucho más centrada en su propia gestión y “alejada” del ruido de lo que una dirigente socialista, en conversaciones con EsDiario, tilda de “la burbuja de Madrid”.

Los barones del PSOE tienen su propia hoja de ruta y sus argumentos, pegados a la tierra y a su propia gestión, en caso de que gobiernen, o a su tarea de oposición y la gestión realizada por el partido rival.

“Yo no reniego de Pedro Sánchez, asegura otro dirigente socialista porque siempre le he apoyado, pero hay cosas que en mi tierra no se entienden de la gestión que ha tenido que hacer el Gobierno, que no es un gobierno monocolor del PSOE, sino una coalición entre PSOE y Podemos apoyada por los socios parlamentarios que tienen… y yo no quiero hablar de eso, sino de lo que hemos hecho nosotros en mi tierra, que es mucho y muy importante”.

Los barones y alcaldes se distancian de la ruta de Sánchez

Son varios los barones y alcaldes socialistas que temen que se les pueda “envenenar” la campaña electoral hablando del Procés y/o los indultos a quienes lo protagonizaron. Por ello, a más de un año de las elecciones municipales y autonómicas, trabajan sobre su propia hoja de ruta para su futura campaña electoral, su rendición de cuentas de los temas de la tierra y con apenas presencia de miembros del gobierno de Pedro Sánchez, excepto el propio Sánchez, que estará en algunos actos seleccionados, como por ejemplo en Cataluña, con Salvador Illa, que quiere hacer una apuesta fuerte por las elecciones municipales y por los pactos poselectorales que puedan producirse allí, Navarra, donde se presenta la reconocida “sanchista” María Chivite y territorio del actual del secretario de organización socialista, Santos Cerdán, o Euskadi.

Aunque todo está por cerrar aún, a aquellos que apuestan por una mínima presencia del Gobierno de España en su territorio les ayuda la agenda de Moncloa, que por esas fechas estará “a tope”, preparando la asunción de España de la presidencia rotatoria de la UE y del propio Pedro Sánchez que se convertirá en presidente de turno a partir del 1 de julio de 2023, poco más de un mes después de la celebración de las elecciones municipales y autonómicas.

 

Estas son algunas de las ideas que varios de los barones vienen manejando en estos días, aunque, como señala otro de los barones consultados “en política… un año es una eternidad y para cuando lleguemos a las elecciones esto puede haber dado muchas vueltas”.

Dicho de otro modo, los líderes territoriales se apuntan al pragmatismo y, hoy por hoy, apuestan por la mínima presencia del gobierno en sus respectivas campañas electorales, pero en cuanto detecten que les aporta un ministro o que les ilumina la figura de Pedro Sánchez, se harán un “donde dije digo…digo Diego” sin pensarlo dos veces.