| 21 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

El informe que desmonta a Sánchez ve la luz: disparó las "colas del hambre"

La ONG Human Rights Watch (HRW) denuncia que la "inhabilidad" del Gobierno tras la pandemia se ha reflejado en un incremento de las "colas del hambre".

| A. J. España

"Salimos más fuertes". "Nadie quedará atrás". Estas dos frases fueron los eslóganes que repitieron desde el Gobierno una y otra vez durante la pandemia. El Ejecutivo presumió durante meses de su 'escudo social', algo de por lo que sigue sacando pecho, pero solo unas horas después de que Sánchez lanzase sus discursos desde el Congreso de los Diputados en los que se presentaba como el abanderado de los que menos tienen, un informe ha desmontado por completo su gestión: disparó las colas del hambre.

El documento ha sido publicado por la ONG Human Rights Watch, el observatorio que vigila el cumplimiento de los derechos humanos en el mundo y ha sido lapidario con Sánchez al asegurar que la "inhabilidad" del Gobierno español para responder adecuadamente al fuerte aumento de la pobreza durante la pandemia de Covid-19 se ha reflejado en un incremento de las "colas del hambre".

El informe, titulado 'No podemos vivir así: la inhabilidad de España para proteger los derechos en medio del aumento de la pobreza provocada por la pandemia', documenta "persistentes deficiencias" del sistema de seguridad social español. Según la ONG, las medidas de las autoridades para complementar una red de seguridad "débil" se han quedado "cortas", por lo que muchas personas no pueden cubrir sus necesidades fundamentales.

"La tormenta económica que llegó con la pandemia de Covid-19 causó estragos en las vidas de las personas con bajos ingresos en España, dejando a los hogares sin poder pagar la comida, incluso antes de la actual crisis del coste de la vida", explica el investigador de Europa de Human Rights Watch, Kartik Raj.

Además, añade que  "los esfuerzos del Gobierno para complementar una red de seguridad social inadecuada han ofrecido muy poco, demasiado tarde y a un número muy limitado de personas", lo que significa que "miles siguen dependiendo de la ayuda alimentaria de emergencia, y que los padres se tengan que saltar comidas para que sus hijos no pasen hambre".

El IMV fue un fiasco: no logró mitigar el impacto económico de la pandemia por su "defectuosa" implementación, "la lentitud de la burocracia, las exclusiones arbitrarias incorporadas a los criterios

En concreto, el informe revela que muchas personas se quedaron sin ingresos y sin poder pagar los alimentos y otros suministros básicos; se enfrentaron a retrasos en la recepción de pagos de ayudas relacionadas con la pandemia y en las respuestas a sus solicitudes de prestaciones de la seguridad social.

El estudio de HRW también recoge los datos de la principal red de bancos de alimentos del país, la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL), que registró un aumento del 48% en los alimentos distribuidos en 2020 en comparación con 2019, acercándose a los niveles más altos de ayuda alimentaria distribuida desde 2014, cuando las tasas de desempleo de España alcanzaron su punto máximo tras la crisis financiera mundial.

Asimismo, hace referencia a las medidas adoptadas por el Gobierno de España como el Ingreso Mínimo Vital (IMV), que permite a los solicitantes recibir entre 451 y 1.015 euros al mes en función del tamaño del hogar. Sin embargo, el nivel de ayuda es "demasiado bajo" para garantizar un nivel de vida adecuado, según Human Rights Watch.

El informe señala que, aunque el gobierno trató de acelerar el despliegue del programa del IMV, no logró mitigar el impacto económico de la pandemia por su "defectuosa" implementación, "la lentitud de la burocracia, las exclusiones arbitrarias incorporadas a los criterios, un método de cálculo defectuoso para la comprobación de los medios de vida y los altos niveles de rechazo de las solicitudes".

Así, ha sentenciado que "las medidas del Gobierno español para mitigar las aristas del shock financiero que desencadenó la emergencia sanitaria, por muy bien intencionadas que sean, no han evitado el aumento del hambre", ha resumido el investigador de Europa de Human Rights Watch, Kartik Raj, al tiempo que ha añadido que "España necesita un sistema de protección social coordinado y bien financiado que garantice que las personas que necesitan ese apoyo puedan vivir con dignidad, que se protejan sus derechos y que no tengan que vivir al día".