| 24 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Los dos ediles del PSC, este martes en el banquillo de la Audiencia de Barcelona.
Los dos ediles del PSC, este martes en el banquillo de la Audiencia de Barcelona.

Dos concejales del PSC que acosaron a policías el 1-O aceptan un año de cárcel

El actual teniente alcalde del ayuntamiento de Pineda de Mar y su antecesora en el cargo admiten en el juicio que amenazaron al director de un hotel para que expulsara a los agentes del CNP.

| Miguel Blasco España

El teniente de alcalde de Pineda de Mar (Barcelona) Jordi Masnou y la exteniente de alcalde Carmen Aragonés, ambos del PSC, han aceptado un año de cárcel y un año de inhabilitación por un presunto delito de coacciones contra un hotel del municipio en el que se hospedaron agentes de la Policía Nacional desde unos días antes del 1-O.

Este martes ha empezado la primera sesión del juicio en la sección 6 de la Audiencia de Barcelona, y dos de los tres acusados han reconocido los hechos y han llegado a un acuerdo con la Fiscalía, que en un inicio les pedía tres años de cárcel con inhabilitación del cargo.

El tercer acusado, el jefe de la Policía Local, Carles Santacreu, no ha reconocido los hechos, por lo que el Ministerio Público le sigue pidiendo los tres años de cárcel.

 

El fiscal explica que, la noche del 2 de octubre, los tres acusados supuestamente entraron al hotel, pidieron ver al director y uno de ellos le dijo que "si no echaba a los policías, le iba a cerrar el hotel al día siguiente durante tres o cinco años".

Una parte de los agentes de Policía desplazados a Cataluña con motivo del 1-O se hospedaron en ese hotel desde finales de septiembre y con la previsión de estar allí al menos hasta el 5 de octubre: se repartieron en dos hoteles de la misma cadena, con 268 y 228 policías alojados en cada uno.

El fiscal asegura que el hospedaje transcurrió con normalidad hasta la noche del día 2, sobre las 21 horas, cuando "de forma irregular, sin cita programada y, por tanto, fuera de la agenda oficial", los acusados se presentaron, junto a una protesta que reunió a unas 800 personas, en el hotel donde había 268 agentes.

El gerente de la cadena hotelera ha explicado que la noche del 2 de octubre "había mucha gente en el hotel, mucho lío, y gente del Ayuntamiento quería desalojar el hotel". "Ellos dijeron que no podían tener a tanta gente, y que teníamos que desalojar el hotel. Yo le dije que no podíamos hacerlo de inmediato, y me dijeron que teníamos que desalojarlo al día siguiente", ha añadido.

Al ser preguntado si le gritaron -tal como él declaró ante el Juzgado de Instrucción-, ha explicado que "el tono no era el más adecuado, al principio fue más calmado y se fue haciendo más fuerte". También ha asegurado que tanto él como el director del hotel firmaron un documento diciendo que el Ayuntamiento les había "presionado" para desalojar a los policías.

El director de los dos hoteles ha asegurado que recibieron una "visita no programada" de los dos concejales y del jefe de la Policía Local, y que se reunieron en su despacho y le pidieron que desalojasen a los policías.