| 25 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Escrivá y Yolanda Díaz: dos "enemigos íntimos" en el Consejo de Ministros.
Escrivá y Yolanda Díaz: dos "enemigos íntimos" en el Consejo de Ministros.

Garzón y Yolanda Díaz azuzan una manifestación contra Escrivá por las pensiones

Una nueva muestra de la "esquizofrenia" que planea sobre el Consejo de Ministros. Uno de los socios jalea una protesta contra uno de sus compañeros de gabinete porque no confía en él.

| J.R.V España

El ala morada del Gobierno no cesa en su objetivo de señalar al ministro de Seguridad Social, el único tecnócrata del Consejo de Ministros que conoce su area de responsabilidad y uno de los hombres de confianza de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño.

Tras desautorizar hace semanas las "reflexiones" de José Luis Escrivá sobre el futuro de las pensiones, en línea con la reforma integral que exige Bruselas a España, ahora Izquierda Unida, uno de las dos patas de Unidas Podemos, da un paso más allá y jalea una protesta en la calle contra su propio compañero de gabinete. Al que deja a los pies de los caballos al acusarle de generar "desconfianza" por agitar un debate que los expertos consideran ineludible.

IU, partido que lideran los ministros Alberto Garzón y Yolanda Díaz, ponen en la diana a otro miembro del Ejecutivo con Pedro Sánchez de testigo mudo.

Así, la cúpula del partido de Garzón ha trasladado su "total respaldo" a la movilización convocada a en todo el país el 16 de octubre para defender las pensiones públicas y desliza la "desconfianza" que provocan ciertas declaraciones realizadas por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones".

Según ha informado la confirmado la formación comunista este lunes, IU participará "ampliamente" en esta acción convocada el próximo sábado por el conjunto de coordinadoras, plataformas y mareas del Estado.

A través de su Red de Activistas por la Defensa del Sistema Público de Pensiones, el partido de la vicepresidenta Díaz deja patente su oposición a cualquier medida que pueda contribuir "a la privatización" de estas prestaciones en cualquiera de sus modalidades" y apuesta por "una reforma del mercado laboral hacia condiciones de trabajo estables y dignas que puedan garantizar el pleno empleo como pilar fundamental del sistema público de pensiones".

 

Yolanda Díaz (Izquierda Unida) y Escrivá: agua y aceite en el Consejo de Ministros.

 

Izquierda Unida se apropia de los "avances"para tumbar las leyes del gobierno del PP  "fruto de la presión ejercida en la calle por los movimientos sociales en defensa del sistema público, además del trabajo realizado por Unidas Podemos en el Congreso junto a la labor de los sindicatos de clase en la mesa negociadora".

Y es aquí cuando arremete contra Escrivá al advertir de que hay que mantener las reivindicaciones frente a aspectos negativos como "el endurecimiento de las condiciones para la jubilación anticipada con la aplicación de coeficientes reductores para desincentivarlas, el mantenimiento de la jubilación a los 67 años o la posible ampliación del periodo para el cálculo de la pensión".

En este sentido, la IU de Alberto Garzón deja patente la desconfianza que provocan ciertas declaraciones de Escrivá y alude a la sustitución del factor de sostenibilidad por el concepto de 'mecanismo de solidaridad intergeneracional', denominación "muy llamativa e incluso ilusionante, pero de cuyo alcance exacto poco se conoce". De esta forma, teme que pueda utilizarse como "un instrumento que limite las pensiones públicas dependiendo de parámetros que no incluyan elementos sociales y de justicia con los mayores".

Frente a estos aspectos "negativos", la Red de Activistas por la Defensa del Sistema Público de Pensiones de Izquierda Unida exige "el cumplimiento de los acuerdos de gobierno en materia de pensiones" y detalla que el grupo parlamentario de Unidas Podemos y sus ministros permanecerán "vigilantes e intransigentes" en el Gobierno con esas "líneas rojas" que no se han de traspasar en la tramitación legislativa.