| 16 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ayuso y Almeida.
Ayuso y Almeida.

La "no pelea" entre Ayuso y Almeida: alguien tenía que decirlo

Cada día tiene su afán, y nuestro director enfoca su cámara sobre las noticias y personas que han llamado su atención. Para bien o para mal.

| Antonio Martín Beaumont España

 

Sentido común es lo que se debe pedir a cualquier político. Estar a lo que importa es una buena forma de interpretar esa demanda. Es decir, no crear problemas y, por lo menos, intentar sortear los escollos que vayan presentándose cada día en gestiones siempre complejas.

Cuando veo la que se está montando en el PP de Madrid con eso de si se quiere más a mamá o a papá o de si, para evitar tomar una decisión que no tiene vuelta de hoja, es mejor poner una babysitter que gestione a los populares madrileños, me viene al recuerdo algo que siempre aconsejó el pragmático Esteban González Pons cuando le tocó gestionar la Comunicación de su partido en el periodo de oposición a José Luis Rodríguez Zapatero: "Procuremos disparar al adversario, sin dar a ninguno de los nuestros ni pegarnos tiros en el pie". 

Creo que Pablo Casado es lo suficientemente inteligente para saber bien que, a estas alturas de su viaje a La Moncloa, lo único que no necesita es abrir una crisis en una parte del PP como es Madrid. Todo lo demás son ganas de marear una perdiz que está ya metida en la jaula.

 

Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez-Almeida son dirigentes esenciales en el Partido Popular, amigos y residentes en Madrid. Ambos se han ganado donde están por sus méritos propios. Además, esa imagen de tándem bien avenido que han fraguado es potente y ganadora. No debe emborronarse. Ana Camins es una buena gestora y excelente secretaria general. A Antonio González Terol no le conviene ni aparecer en estas coplas. 

Cierto, hay un grupito en el PP madrileño, mínimo, minúsculo, que teme el poder de Ayuso a la hora de confeccionar las listas electorales y juega a intoxicar. Almeida está muy alejado de eso. El alcalde de la capital bien sabe que su cargo de portavoz nacional del partido sí es incompatible con una presidencia regional como la de Madrid.

Tampoco al equipo de Casado, con Teodoro García Egea a la cabeza, le conviene enredar más la madeja. Ya lo único que faltaría, luego de la imagen de lejanía que se ha ido labrando con otros presidentes regionales como Alberto Núñez Feijóo, Juanma Moreno y Alfonso Fernández Mañueco, es alejarse también de Ayuso.

Lo que le faltaría al equipo de Casado es alejarse también de Ayuso como de otros barones

Seguir dando tres cuartos al pregonero con un asunto así sólo puede hacer que las cosas se envenenen. Así que el mejor consejo es cortar cuanto antes una polémica que, como las "no fiestas" en COVID, es una "no polémica" en un partido ilusionado por vencer a Pedro Sánchez y traer a España otra forma de hacer política. 

Permítaseme, para terminar, dos coletillas aprovechando que el Turia pasa por Valencia:

1) Espero que Génova 13 no deje colgado otra vez a González Pons y el buen político valenciano pueda ser el nuevo presidente del Parlamento Europeo.

2) Que a nadie le tiemblen las piernas, la presidenta de Madrid estará en la plaza de toros de Valencia en el cierre de la Convención Nacional del PP. Llegará a tiempo de Estados Unidos. Además, si acepta un consejo, debería ir con traje rojo en homenaje a Rita Barberá.