| 24 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Manuela Carmena, junto a su polémica concejal Rommy Arce.
Manuela Carmena, junto a su polémica concejal Rommy Arce.

Carmena con el agua al cuello por la nueva imputación a una de sus concejales

Situación insostenible en Cibeles: Rommy Arce se convierte en el sexto miembro de Ahora Madrid en desfilar por los juzgados. Y a la lista se va a sumar Inés Sabanes en las próximas semanas.

| J.R.V España

Los concejales de Ahora Madrid que componen el gobierno de Manuela Carmena al frente del Ayuntamiento de la capital no dejan de desfilar por los juzgados, investigados por diversas irregularidades.

La última, la concejal presidenta de los distritos de Arganzuela y Usura, Rommy Arce, investigada por delitos de injurias y calumnias a la Policía Municipal en el caso de la muerte accidental del inmigrante senegalés Mmame Mbayé. El PP ha exigido a la alcaldesa el cese inmediato de la concejal, que milita en Ganemos.

No es la primera vez que este cuerpo policial lleva a un edil del equipo de gobierno a los juzgados. En 2016 fue el propio concejal de Seguridad, Javier Barbero, el denunciado por llamar "fascistas" a varios agentes. 

En concreto, el titular del Juzgado de Instrucción número 12 de Madrid ha citado a Arce el próximo 4 de mayo por un delito de injurias y calumnias contra la Policía Municipal por los mensajes difundidos a través de Twitter tras la muerte el pasado 15 de marzo del senegalés Mmame Mbayé.

La citación se produce después de que este juez haya acumulado en una misma investigación las querellas interpuestas por varios sindicatos policiales sobre este tema, admitiendo a trámite las relativas a la Asociación de Policia Municipal Unificada (APMU) y la de la Unión de Policía Municipal.

La querella de la UPM se dirigía contra Rommy Arce, el cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero y Malick Gueye, portavoz de la Asociación de Manteros y Lateros, por un presunto delito de incitación al odio contra la Policía. Mientras que la acusación de la APMU se basaba en un delito de injurias y calumnias contra Arce, Malick Gueye, el Partido Comunista de Madrid e Izquierda Unida de Madrid, así como otras personas no identificadas.

Inés Sabanés también tendrá que dar explicaciones ante un juez por el llamado "caso Bicimad".

 

El juez señala en su auto de citación que los hechos "contenidos en el relato de ambas querellas pueden ser calificados inicialmente, sin perjuicio de posterior calificación en el momento procesal oportuno, como de un delito de injurias y calumnias con publicidad contra el Cuerpo de la Policía Municipal de Madrid".

Un rosario de citaciones

Pero la declaración de Rommy Arce no va ser la última de una concejal del equipo de Carmena.  La edil de Medio Ambiente, Inés Sabanés, tendrá que dar explicaciones sobre la municipalización del servicio de bicicletas Bicimad, tras la admisión a trámite de una querella del PP por presuntos delitos de prevaricación y malversación.

Este servicio de transporte en bicicletas eléctricas fue impulsado por el Ayuntamiento de Carmena, pero pertenecía una empresa concesionaria, Bonopark. Finalmente, el consistorio se hizo cargo de este servicio comprándolo por 10,5 millones de euros.

También en los juzgados siguen imputados otros dos concejales, los ex de Economía y Cultura, Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer, que ya han declarado por malversación, prevaricación y delito societario por contratar a un bufete de abogados para que buscara posibles irregularidades en la concesión del Open de Tenis de Madrid durante la etapa del PP.

La legislatura de Carmena comenzó con la imputación del concejal Guillermo Zapata, que tuvo que declarar en la Audiencia Nacional por un delito de humillación a las víctimas del terrorismo, por varios tuits ofensivos, entre ellos uno contra Irene Villa y contra las víctimas del genocidio nazi.

Después fue el turno de la propia portavoz del gobierno municipal, Rita Maestre, imputada y condenada por un delito contra los sentimientos religiosos al asaltar la capilla de la Universidad Complutense de Madrid en 2011. Fue condenada a una multa de 4.320 euros.

Se da la circunstancia de que Ahora Madrid ha recibido recientemente otro varapalo judicial por intentar manchar la reputación de la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, a la que la teniente de alcalde, Marta Higueras, y el concejal Sánchez-Mato trataron de relacionar con supuesto escándalo en Mercamadrid. Pero la Fiscalía ha archivado la causa.