06 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
La portavoz de Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua.

Los diputados del PSOE aplauden a la portavoz de Bildu durante tres minutos

La escena de Adriana Lastra y el resto de la bancada socialista ovacionando a Mertxe Aizpurua, la voz de Arnaldo Otegi en el Congreso, se ha prolongado durante largo tiempo.

| A.I.M. España

 

La polémica ha llegado este martes al Congreso por el debate de la toma en consideración de una proposición de ley de Vox sobre lo que la formación de Santiago Abascal llama "violencia intrafamiliar". 

Los diputados del PSOE han aplaudido durante casi tres minutos -toda su intervención- a la portavoz de Bildu, Mertxe Aizpurua, la misma que el mes pasado se reunió con una docena de presos de ETA, a los que visitó en la cárcel gaditana de El Puerto de Santa María. 

Aizpurua y el resto de portavoces en dicho debate, salvo los del PP y Ciudadanos, se habían conjurado para responder a la intervención de la diputada de Vox Carla Toscana leyendo los nombres de las 1.081 mujeres asesinadas desde 2002 en España. Sin entrar en debates con el partido proponente y añadiendo la coletilla "la violencia machista sí tiene género". 

Mientras la portavoz del partido de Arnaldo Otegi iba leyendo los nombres que le tocaban, desde sus escaños aplaudían sin cesar la propia portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, el número dos de su grupo parlamentario, Rafael Simancas, y el resto de diputados socialistas presentes. Entre ellos el exalcalde de San Sebastián Odón Elorza. Y así de continuo hasta que ha terminado su turno, casi tres minutos después.

Por contra, en las imágenes se ve a los parlamentarios del PP, Vox y Ciudadanos no hacer ni ademán de ello.

Aizpurua, habitual interlocutora del PSOE en las negociaciones parlamentarias, jamás ha condenado ni uno solo de los 58 asesinatos de mujeres a manos de ETA. Es más. Cuando el pasado mes de octubre Abascal leyó los nombres de las 857  víctimas del terrorismo etarra durante la moción de censura de Vox, los diputados de Bildu ni le miraron.