18 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ángel Gabilondo junto a José Cepeda.
Ángel Gabilondo junto a José Cepeda.

La salida de Gabilondo enfrenta al PSM por la sucesión con tres nombres en liza

El portavoz socialista en la Asamblea de Madrid será el nuevo Defensor del Pueblo y el socialismo madrileño no termina de encontrar la persona idónea para plantar cara a una Ayuso al alza.

| Esther Jaén España

 

 

El acuerdo ya está cerrado, a falta solamente de que sus muñidores reciban la orden de hacerlo público: el portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, será el próximo Defensor del Pueblo y el diputado popular José Antonio Bermúdez de Castro, su adjunto. La negociación se cerró hace días y sigue a la espera de que populares y socialistas avancen con las negociaciones para renovar el CGPJ, para poder ver la luz.

Sin embargo, en el Partido Socialista de Madrid hay movimientos soterrados desde hace ya algún tiempo para ver quién ocupará el vacío que va a dejar Gabilondo. El modelo -lo tienen claro, según aseguran fuentes socialistas a ESdiario – seguirá siendo bicéfalo, con José Manuel Franco al frente de la Secretaría General del PSM. Pero es la Portavocía del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid lo que está en juego o, para ser más precisos, en disputa.

Aspiran y se baten el cobre por el puesto, entre otros, el diputado regional José Cepeda; quien pasó del apoyo a la andaluza Susana Díaz en las elecciones primarias que la enfrentaron con Pedro Sánchez y que este último ganó a ser un “sanchista” de pro. Uno de los más beligerantes contra la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, en el día a día del Parlamento madrileño.

Tal vez porque, en política, el que no aspira, expira, hay otro nombre en la lista de aspirantes a sucesor, con más pedrigrí sanchista que Cepeda. Se trata de la diputada Pilar Sánchez Acera, quien fuera en su día peón de Alfredo Pérez Rubalcaba para enfrentarse a Tomás Gómez con resultado de derrota de Sánchez Acera.

Sin embargo, según fuentes de la Ejecutiva Socialista, el cálculo de Pedro Sánchez en el PSM va más allá de una sustitución puntual y mira hacia el futuro. Pensando en un eventual adelanto electoral y en la candidatura que presentaría su partido ante una Díaz Ayuso reforzada en las encuestas, tras su paso por la Presidencia de la Comunidad.

La presidenta del Senado, Pilar Llop.

 

Para esa aventura, desde la madrileña calle Ferraz miran con buenos ojos a la actual presidenta del Senado, Pilar Llop, senadora por designación autonómica, que ocupó el número dos en la candidatura, detrás de Gabilondo, y en su día sonó para ministra del Gobierno de Sánchez. Quienes se jactan de conocerla bien dicen de ella que se maneja con “puño de hierro con guante de seda” y que sería una excelente candidata para rivalizar con Ayuso y “poner de manifiesto más si cabe las carencias de la presidenta”.

Sin embargo, dentro del PSM hay mar de fondo, porque existe un sector que no alcanza a divisar esa dimensión combativa que, en su día, echaron de menos en el propio Gabilondo y que son partidarios de una figura más agresiva con los populares y, en especial, contra la presidenta Díaz Ayuso.

Por el momento todo está parado, a la espera de que PP y PSOE desencallen sus negociaciones en el CGPJ y se repartan los puestos en las instituciones, como han venido haciendo en las últimas décadas. Pero en el PSM se mueven fichas y aspiraciones de unos y otros, aunque muy probablemente será Sánchez, ilustre militante del PSM, quien diga la última palabra.