| 30 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo
El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo

El PP clama ante la enmienda de Sánchez al Supremo de la mano de los condenados

El líder del PP ha mostrado su total oposición a transformar el delito de sedición en "desórdenes públicos agravados" tal y como plantean PSOE y Podemos.

| A. Jiménez España

El PP clama ante la rendición de Sánchez ante el independentismo. La reforma del delito de sedición, que presentan este viernes PSOE y Podemos en el Congreso de los Diputados, y que transformará este tipo en otro de "desórdenes públicos agravados se ha encontrado con los populares enfrente que ya se levantaron de la mesa de negociación del Consejo General del Poder Judicial ante lo que se avecinaba. 

De hecho, para el líder del PP, Sánchez ha cometido "una irresponsabilidad histórica", ya que este paso, supone "corregir el trabajo del Supremo de la mano de los condenados", a lo que ha añadido que es "una gran ingenuidad porque el independentismo nunca, jamás, se conforma", ha escrito el líder de los 'populares' en un apunte de Twitter.

Algo en lo que estaba en lo cierto, a tenor de las palabras pronunciadas por Pere Aragonés, que tras la noticia ha asegurado que esta decisión del Gobierno es solo el principio, ya que pide que se sigan dando pasos, pues "estamos comprometidos para conseguir la amnistía".

Feijóo ha trasladado su pesar por tener razón en que Sánchez "pone siempre su interés político por encima del de España", después de que ayer el presidente del Gobierno diera a conocer que este nuevo tipo penal que será "más o menos homologable" con otras democracias europeas como Alemania, Francia, Italia, Bélgica y Suiza.

Así, ha asegurado estar convencido de que existe una mayoría social que no acepta "más mentiras" de este Gobierno ni tampoco "más chantajes del independentismo".

 

De hecho, pese a que Sánchez negó que esta reforma se trate de una exigencia de ERC para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE), los independentistas ya han echado por tierra las declaraciones del presidente, al asegurar que "hemos llegado a un acuerdo con el Estado para eliminar el principal delito que sufrieron los presos políticos por convocar el referéndum del 1-O".

Por ello, el PP ha clamado ante la decisión de Sánchez, que consideran una "intromisión en el Poder Judicial" y ha zanjado en palabras de la secretaria general del partido Cuca Gamarra, en una entrevista en Antena 3, que "es una reforma hecha a la carta para unos señores que no han rendido cuentas ante la justicia".

En cuanto a si cree si esto va a tener algún coste para los barones socialistas ante las elecciones de mayo, Gamarra ha indicado que el PSOE "tiene que decidir si el sanchismo se ha apoderado de él en su totalidad" y si los presidentes autonómicos, los alcaldes y otro cargos intermedios respaldan que los españoles no son "iguales ante la ley" y ratifican la política de Sánchez de "debilitar al Estado". "El Partido Socialista debe pronunciarse, más allá del secretario general", ha enfatizado.