| 20 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Villacís y Arrimadas, juntas este viernes en un acto.
Villacís y Arrimadas, juntas este viernes en un acto.

Villacís se encara con los críticos de Ciudadanos y sale al rescate de Arrimadas

La cúpula naranja se encomienda a la convención que su líder prepara para relanzar el partido. Y sus cada vez más escasos fieles tratan de contener la sangría de deserciones. Reivindicándose

| M.B España

Mientras crecen los rumores sobre un posible acercamiento de Albert Rivera al PP, la dirección de Ciudadanos se afana en la preparación de la convención anunciada por Inés Arrimadas para tratar de resucitar su proyecto, tras el batacazo sufrido por Edmundo Bal en las elecciones madrileñas del 4-M.

Y dado que el goteo de deserciones y los reproches de los críticos no cesan, los referentes que aún permanecen fieles a Arrimadas tratan de evitar el hundimiento definitivo. La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha respondido este viernes a quienes la consideran "sierva" del Gobierno de Pedro Sánchez -una acusación que muchos de los que han abandonado Cs dirigen contra la dirección del partido- afirmando que si fuese así, sería alcaldesa y no vicealcaldesa, porque el PSOE le ofreció un pacto para quitarle la alcaldía al PP.

En declaraciones a los medios tras visitar junto a Arrimadas una muestra del Bosque Metropolitano, Villacís ha defendido la "buena gestión" de la formación naranja al frente a los gobiernos en distintas ciudades y regiones de España y ha señalado que se siente "orgullosa" de pertenecer a ella.

Además, ha rechazado hablar de "especulaciones" sobre cambios en el partido. "Me siento muy orgullosa de lo que estamos representando y de lo que estamos haciendo", ha afirmado, subrayando que Cs ha demostrado desde el primer día que "sabe gestionar" y que está cumpliendo con los proyectos a los que se ha comprometido.

De la misma forma, ha destacado que el partido no se ha visto salpicado por "ni un solo caso de corrupción" y que los gobiernos de coalición, como el que tienen Cs y PP en el Consistorio de la capital, son "más democráticos" y "el futuro".

Arrimadas: "Una nueva etapa"

Por su parte, Arrimadas ha reconocido que Cs ha cometido errores, pero que, ahora que España está en la fase final de la pandemia del coronavirus, su objetivo es seguir desarrollando el proyecto que inició el año pasado, cuando asumió el liderazgo del partido y se celebró la V Asamblea General, con el reto de volver a ilusionar a los españoles.

"Llevamos solo un año de este nuevo proyecto y un año de pandemia, en el que no nos ha dado tiempo a poner en marcha nuestro proyecto, y hay que seguir trabajando, como todos los ciudadanos que se han enfrentado a dificultades en sus negocios y en sus familias", ha asegurado.

Arrimadas, que ha evitado aclarar si en Cs se plantean cambiar el nombre o la imagen del partido o potenciar su definición como partido liberal, más que de centro, ha dicho que en los próximos meses, hasta que se celebre la convención política programada para julio -que debía haberse celebrado en 2020-, habrá "muchísimas especulaciones".