| 05 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso en Moncloa.
Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso en Moncloa.

La represalia de Sánchez contra Ayuso: la "venganza" que esconden los PGE

Ser la locomotora de España en PIB y creación de empleo y elogio internacional por su política fiscal no ha servido de nada a la CAM. Cataluña es la gran beneficiada por Moncloa.

| J.R.V España

La Moncloa se ha cobrado cumplida venganza contra Isabel Díaz Ayuso. Un año más, a la Comunidad de Madrid no le ha servido de nada estar a la cabeza de todos los rankings económicos ni ser la locomotora de la economía española. El Gobierno vuelve a castigar a los madrileños y a premiar a la Cataluña que sigue desafiando a la legalidad.

Precisamente este jueves que se ha conocido que Cataluña es la comunidad que más beneficiada sale en las cuentas públicas de Sánchez, la Generalitat ha anunciado que ha aprobado la creación de una nueva oficina de representación institucional en Ottawa (Canadá), que dependerá de la delegación en Estados Unidos, con la que Pere Aragonés busca "reforzar la presencia y la influencia de Cataluña en América del Norte".

Así, el Gobierno ha previsto en los Presupuestos Generales del Estado para 2023 una inversión en Cataluña y Andalucía casi dos veces mayor que la dispuesta para Madrid.

 

En concreto, Cataluña recibirá 2.508,92 millones de euros, y Andalucía, 2.318,85 millones, mientras que el Estado en Madrid invertirá apenas 1.305,35 millones.

De este modo, el Ejecutivo vuelve a primar en este nuevo proyecto de cuentas públicas la inversión en Cataluña en detrimento de una comunidad, la madrileña, que le supera en Producto Interior Bruto y con algo menos de población.

Guiño al PNV

En los nuevos PGE también el País Vasco ha aumentado un 0,3% su inversión respecto al año pasado, mientras que otra comunidad, como es Navarra, con un sistema fiscal y recaudatorio parecido, también ha aumentado un 0,2%.