| 21 de Septiembre de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Salud Deportes Tecnología esTendencia Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Emiliano García Page con Ayuso
Emiliano García Page con Ayuso

Page entra en pánico tras el movimiento de Ayuso: se le acaba el doble juego

El PP presentará mociones en todas las administraciones contra la amnistía que obligarán a los cargos del PSOE a pronunciarse a favor o en contra, empezando por la Comunidad de Madrid

| Enrique Martínez España

El PP está dispuesto desplegar todo el arsenal contra las pretensiones del PSOE de conceder una amnistía los condenados y fugados del procés catalán para alcanzar un pacto con Puigdemont que haga a Pedro Sánchez presidente, y para ello una de sus estrategias es obligar a todos los socialistas a retratarse a sabiendas de que muchos de ellos no están de cuerdo con esa amnistía… pero tampoco se quieren enfrentar a Sánchez.

En este sentido, desde el PP de Madrid que preside Isabel Díaz Ayuso se han registrado en la Asamblea dos Proposiciones No de Ley (PNL) contra la amnistía que reclama Junts para investir al líder del PSOE, Pedro Sánchez, y otra para reconocer la igualdad entre los españoles.

El PP de Ayuso pide al resto de diputados, incluidos los del PSOE, que "rechacen cualquier tipo de amnistía o indulto generalizado no individualizado para cualquier ciudadano español, cualquiera que sea su delito, preservando así el principio de igualdad entre españoles".

En el Ayuntamiento de Madrid también se ha registrado una proposición contra la tramitación de una Ley de Amnistía para su debate y votación en el próximo pleno del Consistorio, para que los concejales muestren o no “el rechazo a cualquier tipo de amnistía o indulto generalizado para cualquier español, cualquiera que sea su delito".

Page tendrá que mojarse

Esta estrategia del PP iniciada por Ayuso se va a extender por varios parlamentos y ayuntamientos y puede poner en un gran aprieto a barones socialistas como el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. Sólo unas horas antes Page decía sobre la amnistía lo siguiente: “Que lo que no cabía en la Constitución quepa ahora de un día para otro es enormemente grave".

Pero una cosa es decirlo y otra mostrarlo con el voto y enfrentarte a Pedro Sánchez votando en contra de sus intereses. Si el PP lleva el debate sobre la amnistía al parlamento manchego, Page y el PSOE de esa región se van a tener que retratar, y veremos si todo lo que dice es palabrería o tiene la valentía de pulsar el botón del no a la amnistía.