| 19 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pedro Sánchez en el Congreso
Pedro Sánchez en el Congreso

Sánchez aumenta los impuestos y subsidios y provoca el desplome de la bolsa

El presidente ha anunciado un impuesto especial a las eléctricas y a las instituciones financieras tal y como exigían sus socios de Podemos.

| Andrea Jiménez España

Pedro Sánchez ya tiene sus medidas con las que intenta congraciarse con el electorado que ya le ha dado la espalda. Dos grandes impuestos, a las eléctricas y a las entidades financieras, entrarán en vigor el próximo año, al tiempo que ha anunciado la gratuidad de los abonos de Renfe y el desbloqueo de la 'Operación Campamento' en Madrid para la construcción de vivienda pública, entre otras cuestiones, pero que han tenido un efecto inmediato: el desplome bursatil.

De hecho, el discurso de Sánchez se ha convertido en un aluvión de medidas con las que contentar a la población hastiada y asfixiada por la crisis, a la par que un intento de limar distancias con sus socios de Podemos, que ya habían criticado que no conocían de antemano los anuncios presidenciales. 

 La vicepresidenta Yolanda Díaz no ha aplaudido ninguna de las medidas de Sánchez, pese a que algunas eran del gusto de los morados, pero la tardaza en aplicar los nuevos impuestos, que no entrarán en vigor hasta 2023, amenaza con ser una nueva fisura en la coalición.

Sánchez ha anunciado un impuesto sobre los beneficios de las grandes energéticas y financieras, pues "este Gobierno no va a permitir que el sufrimiento de muchos sea el beneficio de unos pocos", ha dicho el presidente, momento en el que la bolsa ha comenzado a caer.

Tras el anuncio, el Ibex 35, que cotizaba plano a las 12.30 horas, experimentaba a las 13.11 horas una caída del 1,3%, con la banca como principal protagonista de los retrocesos, y perdía la cota de los 8.000 enteros, para situarse en los 7.960 puntos. 

La entidad más afectada, por su mayor exposición al mercado español, era CaixaBank, con una caída del 7,75%, seguida del Sabadell (-6,96%), Bankinter (-5,49%), BBVA (-5,39%) y Santander (-4,67%).

Junto a ello, ha anunciado una bonificación del 100% de los abonos de Renfe Cercanías, Rodalíes y media distancia, al tiempo que, en materia de vivienda, desbloqueará la Operación Campamento en Madrid que permitirá la construcción de 12.000 viviendas de las cuales, el 60% será públicas.

"No nuclear y no centrales térmicas"

También, ha anunciado la "incorporación de un nuevo idioma del presente y del futuro" en las escuelas, reforzando la enseñanza de la programación y la robótica en Infantil, Primaria y Secundaria, a la vez que la ampliación de becas para los alumnos.

Junto a ello, creará un Centro Estatal de Salud Pública, una nueva PAC que fomente la "independencia alimentaria", al igual que ha abogado por una mayor "independencia energética", gracias a un nuevo plan para el despliegue del autoconsumo en edificios publicos, aunque eso sí, basándose en las renovables. "No nuclear y no centrales térmicas", ha dicho.

Un nuevo marco regulador del personal de lucha contra los incendios, "para ser más eficaces contra la prevención" y el diseño de planes estratégicos para el desarrollo de Ceuta y Melilla, han sido también anuncios presidenciales. 

 

Y es que, el presidente es consciente del malestar general que existe entre la ciudadanía y necesitaba un gran golpe de efecto pues ha reconocido que "el gran reto que tiene hoy España se llama inflación", "una enfermedad grave que empobrece a todos". Eso sí, no ha querido hacer autocrítica, sino que ha sacado pecho porque los precios de la electricidad "se encuentran por debajo de la media europea". 

Además, el presidente ha iniciado su discurso haciendo un guiño a dos de las cuestiones que le han cercado en los últimos días, la Ley de Memoria Histórica y su pacto con Bildu; y el choque frontal contra el PP por la renovación de los órganos judiciales como el TC y el CGPJ

De hecho, ha arrancado recordando que el primer Debate del Estado de la Nación se celebró en 1983, justo el año que marca el final del ámbito de aplicación de su proyecto de ley y ha asegurado que entonces, se producían "retrocesos en los derechos" y posteriormente, ha pedido el voto favorable de la Cámara hacia la Ley, al tiempo que ha achacado a la oposición el querer "revocar conquistas civiles y sociales sin que los ciudadanos lo hayan decidido con su voto".

Así, se ha referido a que la cita no se celebraba desde 2015 y ha insistido en que "muchas cosas han cambiado desde entonces", y ha apostillado: "Me permitirán la broma: el CGPJ no ha cambiado desde entonces", ha asegurado arrancando el aplauso de los socialistas y las críticas del PP, cuyo líder, Alberto Núñez Feijóo, escuchaba a Sánchez presidiendo la bancada popular.

EuropaPress_4571726_secretaria_general_portavoz_partido_popular_pp_cuca_gamarra_presidente_pp

Pero pronto Sánchez ha ido al tema central de su discurso, la situación económica del país y ha ido hilvanando un discurso acerca de las causas de crisis y ha culpado de ella a las "distorsiones" tras la pandemia, cuando se produjo un aumento del ahorro, que disparó el gasto y la demanda cuando se reactivó la economía. La escasez posterior hizo que los precios se disparasen, igual que se dispararon los precios de la energía, ha relatado el presidente. Después llego la invasión de Ucrania y ha agravado el problema de la inflación en Occidente

Según ha señalado, es "importante" conocer "las causas del diagnóstico" de la inflación y ha trazado una línea entre las explicaciones de los "curanderos" y las de los "médicos especialistas". "El curandero no pretende curar, quiere beneficiarse", ha indicado, antes de aludir a la subida del SMI o el fomento de las energías renovables como causas que esgrimen estas personas, que aseguran que con otro Ejecutivo la inflación no se habría elevado.

En esta línea ha apuntado a que estas razones "reafirman prejuicios ideológicos" y están sustentadas gracias a "potentes altavoces mediáticos contra el Gobierno", y ha llegado a asegurar que si el Gobierno no hubiera tomado medidas, la inflación habría llegado al 15%.

Apoyo sin fisuras a Ucrania

Asimismo, ha defendido con rotundidad el apoyo que se está brindando a Ucrania, ha sostenido que todos ellos "olvidan que no participar en el esfuerzo bélico no nos libraría de las consecuencias de la guerra". Al contrario, ha añadido, "nos aislaría de los países con los que compartimos intereses y valores, obligándonos en consecuencia a capearlas en solitario".

Es más, ha sostenido que "nadie mejor que los españoles" para entender lo que está pasando en Ucrania "si miramos hacia atrás en nuestra historia". "Hace casi 90 años la decisión de los aliados de no intervenir en España condenó a nuestro país a casi cuatro décadas de retraso, de ostracismo y de dictadura fascista", ha señalado.

El presidente ha hecho alusión también a la sentencia del Tribunal Supremo de Estados Unidos sobre el aborto. "España no es inmune", ha sostenido, a los retrocesos en libertades de los derechos sociales y ha hecho referencia a los recursos al matrimonio gay o el aborto de la oposición, pidiendo que se retiren o que no se bloquee la renovación del CGPJ, "porque lo que se pretende es revocar conquistas sociales sin que los ciudadanos lo hayan decidido con su voto mayoritario".

Así y como colofón, a su larga lista de anuncios ha asegurado que a lo largo de la legislatura verán la luz las las leyes de reforma del aborto, a la par que ha avanzado para el otoño leyes como la de la lucha contra trata, para avanzar hacia "la abolición de la prostitución" en España.

En suma, Sánchez ha utilizado el Debate del Estado de la Nación como escaparate de sí mismo, lanzando un larga lista de medidas con las que pretende, más que solucionar los problemas que vive el país, solucionar su propio futuro ganándose el favor de los ciudadanos e incluso a los votantes de Podemos al incluir en su lista medidas ya propuestas durante meses por los morados.