| 03 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Concentración ante la sede del ministerio de Hacienda
Concentración ante la sede del ministerio de Hacienda

La calle vuelve a revolverse contra Sánchez ante la complicidad de UGT y CCOO

Funcionarios y policías se movilizan en toda España para denunciar la pérdida de poder adquisitivo de hasta un 15% por el alza de precios, la crisis y la propaganda de Yolanda Díaz.

| E. M. España

El pasado Primero de Mayo, Día del Trabajo, fue una balsa de aceite para el gobierno de Pedro Sánchez ya que en las tradicionales manifestaciones que protagonizan los sindicatos ese día, en lugar de criticar al Ejecutivo, hubo compadreo y elogios, mostrando la buena sintonía entre el Gobierno y los sindicatos mayoritarios CCOO y UGT. Pero esto no significa que no haya malestar y que determinados colectivos estén saliendo a la calle para protestar por su precariedad.

Ante la pasividad de acción de UGT y CCOO y el espejismo de la paz social que intenta vender el Gobierno, hoy empleados públicos como los funcionarios y policías han salido a la calle en todas las provincias de España para protestar por la pérdida de poder adquisitivo, agudizada con el alza de precios que vivimos, y por la ausencia de negociación salarial y de la mejora de las condiciones laborales.

 

El sindicato CSIF ha comenzado por tanto una campaña de movilizaciones en toda España ante las delegaciones del Gobierno en todas las capitales, a la que se ha sumado Jusapol, plataforma integrada por Jupol, sindicato mayoritario de la Policía, y Jucil, la asociación mayoritaria de la Guardia Civil.

 

 

Desde CSIF denuncian que los empleados públicos han perdido un 15% de poder adquisitivo desde 2010, por lo que exigen al Ministerio de Hacienda que inicie ya la negociación salarial. “Pero ante el mutismo de la ministra, a la que llevamos solicitando desde el mes de marzo la apertura de la negociación salarial, hemos decidido pasar a la acción”, señalan desde el sindicato de funcionarios.

“Desde CSIF consideramos que los empleados públicos se sienten maltratados. A la pérdida de poder adquisitivo hay que sumar el déficit y el envejecimiento estructural de las plantillas, la alta de temporalidad de empleo en el conjunto de las Administraciones Públicas”, han denunciado.

 

En el caso de los policías, Jupol señala que se unen a las protestas asimismo “para garantizar nuestra jubilación y nuestras pensiones” y recuerdan la equiparación salarial, pues “el caso de la Policía Nacional y la Guardia Civil es especialmente sangrante con una diferencia salarial de 5.000 euros al año en comparación con las policías autonómicas”.