02 de Agosto de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Máxima tensión en Ceuta: los inmigrantes lanzan pedradas contra la Guardia Civil

La situación en Ceuta está descontrolada. Los inmigrantes agolpados en el espigón del Tarajal lanzan piedras y objetos contra las fuerzas de seguridad desplegadas en la zona.

| A. Jiménez España

 

La situación en Ceuta se tensa por momentos. Los miles de inmigrantes agolpados en el espigón de El Tarajal han lanzado piedras a los agentes de la Guardia Civil que custodian las garitas desde donde se controla a pie de frontera, ante la mirada de la policía marrroquí que no ha hecho nada por impedirlo.

Al otro lado de la frontera, en el lado español, Policía Nacional, Guardia Civil y el Ejército, concretamente legionarios y regulares a bordo de blindados, se han desplegado en la playa para impedir las entradas a nado, mientras varias dotaciones de antidisturbios también han tomado posiciones ante la crisis.

La Policía Nacional ha respondido a las piedras con el lanzamiento de botes de humo, que han sido recogidos por los inmigrantes y devueltos contra los agentes que, desbordados, han intentado mantener el orden en la playa, con disparos al aire.

Y es que, la tensión en Ceuta es cada vez mayor. Según ha desvelado el presidente de la ciudad autónoma, Juan Vivas, los ciudadanos de la ciudad autónoma están "con miedo y asustados" encerrados en sus casas y muchos niños no han ido este martes al colegio: "El ambiente en Ceuta es de estado de excepción".

Además, ha cifrado en alrededor de 180 incidentes, ninguno grave, los que se produjeron a lo largo de la madrugada, mientras que se ha avanzado que mañana se suspenderá la campaña de vacunación contra el coronavirus para concentrar todos los esfuerzos en solventar la situación crítica que vive la ciudad autónoma, ya que la gente tiene miedo de salir a la calle.

"El ambiente en Ceuta es de estado de excepción", ha repetido el presidente ceutí, que ha dimensionado el "caos" que se produjó ayer con la entrada de migrantes asegurando que no se sabe el número exacto de personas que entraron, "entre 6.000 o 7.000 personas, no sabemos cuantas son". Además, en cuanto a los menores, Vivas calcula que pudieron llevar unos 1.500 en un día.

En este contexto, el mandatario autonómico ha señalado que sería una "equivocación" tratar esto como un problema migratorio. "Esto excede de ese aspecto", ha subrayado Vivas, quien cree que los ciudadanos de la ciudad autónoma interpretan esta "invasión" como que el Ejecutivo marroquí está intentando calibrar la determinación de España para garantizar la soberanía en las ciudades autónomas.