30 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

La mejor receta de solomillo de cerdo asado

No necesitas tener grandes dotes para preparar un buen plato en poco tiempo y que además tenga sabor, presencia y guste a todo el mundo.

Si te sientes atrapado en la rutina y te preguntas como se puede cocinar un solomillo de cerdo asado que sea fácil, jugoso y tierno a la vez, te diré que mi receta es lo que estás buscando.

No necesitas tener grandes dotes para preparar un buen plato en poco tiempo y que además tenga sabor, presencia y guste a todo el mundo. Solo has de dar con las indicaciones adecuadas, y yo, puedo ayudarte a conseguirlo.

Cómo preparar un solomillo de cerdo

Lo mejor es comprarlo directamente en tu carnicería de confianza. Muchas veces, los que vienen en bandejas no suelen estar listos y hay que darles un buen repasito. Pídele a tu carnicero que lo prepare para asar. Ha de eliminar gran parte de la grasa que tiene alrededor, -no toda, porque esa grasita aporta jugosidad y un bonito aspecto dorado-. También ha de retirar la piel fina plateada (es parte de un tendón) que suele tener adherida a la piel, ya que, de no hacerlo, tu solomillo puede volverse duro y más difícil de masticar.

Esta misma receta también la puedes preparar con la parte del lomo. Una pieza mucho más larga y gruesa. Eso sí, has de saber que los tiempos y los grados de horneado no pueden ser los mismos.

Si te decides por el lomo has de asarlo a 160º durante 30-35 minutos (dependiendo del tamaño) y luego subir los grados a 190º para que dore, durante al menos, 10 minutos más.

 

Sinceramente, sea cual sea tu elección, el resultado no podrá ser mejor. ¡Anímate a prepararlo!

 

Dificultad: Baja

Tiempo de preparación: 30 minutos

 

Ingredientes para 4 personas

2 solomillos de cerdo

1 cucharadita de sal de ajo

½ cucharadita de jengibre en polvo

½ cucharadita de pimentón

½ cucharadita de piel de limón seco o recién rallado

1 cucharada de crema de cacahuete

1 cucharada de cilantro rallado

Zumo de una naranja

2 cucharadas de aceite de oliva

Sal

Pimienta

Para la cobertura

Pan rallado

Cilantro

Ajo rallado

 

Elaboración:

Precalentar el horno a 180º

1.- En un recipiente añade la sal de ajo, el jengibre el polvo, el pimentón, el limón seco o en su defecto piel de limón recién rallada, la crema de cacahuete, el cilantro, el zumo de naranja y el aceite de oliva. Con unas varillas, bate hasta obtener una cremita.

 

2.- Salpimienta los solomillos, disponlos en una fuente, vierte por encima la mezcla anterior y asegúrate de que quedan bien impregnados por todos los lados. 

 

3.- Mezcla los ingredientes de la cobertura y deja caer una cantidad generosa por encima de los solomillos.

Introduce la fuente en el horno precalentado a 190º durante 25 minutos.

 

4.- Deja reposar fuera del horno durante cinco minutos para que los jugos se reabsorban y preséntalo cortado en medallones con una lluvia de cilantro fresco.