| 05 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

13 comidas ( y bebidas) para triunfar en tu barbacoa

Asar directamente los alimentos al fuego fue, probablemente, la primera forma de cocinar de nuestros antepasados. Ahora es una excusa perfecta para reunirse con amigos y familiares

| Begoña Tormo Gastronomía

Con la llegada del buen tiempo y las vacaciones, apetece reunirse para celebrar comidas en grupo. La barbacoa es la fórmula ideal para esos encuentros porque se hace al aire libre y “sobre la marcha”. Eso sí, para asegurar que sea un éxito, hay que elegir el menú adecuado. Repasamos 13 elementos que no pueden faltar en tu barbacoa.  

 

1 APERITIVOS 

En las comidas con muchos invitados, es habitual que no todo el mundo llegue a la vez, por lo que es necesario disponer de algunos aperitivos para que la gente vaya picando antes de que la reunión esté al completo y se puedan servir los platos principales. Ojo, porque no se trata de llenarse, sino de “entretenerse” en lo que llega el resto de comensales. En lugar de las típicas patatas fritas, o frutos secos, te proponemos unos mejillones al vapor. Son sencillos, económicos y muy rápidos de hacer. Si tu presupuesto te lo permite, unas buenas anchoas o unas “gildas” son también estupendas para acompañar las bebidas que ofrezcas a tus primeros invitados.  

 

2 CREMAS FRÍAS 

Otra buena idea es preparar alguna (o algunas) sopas frías. No solamente son deliciosas, sino ligeras e hidratantes. La más habitual es el gazpacho, pero hay muchas más alternativas, que te recordamos: ajo blanco, vichyssoise, crema de pepino y yogur, de melón, de remolacha, o un gazpacho de cerezas o fresas…  Cualquiera de ellas tendrá que ser preparada con antelación y reservada en frío, y ganará con algunos tropezones ligeros. Si haces de varios tipos, puedes servirlos en vasitos pequeños. 

 

3 ENSALADAS

Son imprescindibles, ya sea como entrantes, o como acompañamiento de las carnes o pescados que hagas después en la barbacoa. Tendrás que tener en cuenta lo que vayas a servir, para compensar. Si se trata de productos contundentes, como la típica barbacoa de carnes y embutidos, lo mejor es una ensalada simple de lechuga y cebolleta. Si son recetas más ligeras, puedes ofrecer como entrante una ensaladilla rusa, o una ensalada de pasta o de patata para completar el menú. 

 

4 VERDURAS

Aunque, probablemente, la primera idea que nos viene a la cabeza al pensar en una barbacoa es una bandeja con distintos tipos de carne, seguro que tus invitados agradecerán que también puedan poner “algo verde” en el plato. Las opciones son casi ilimitadas, aunque hay verduras que dan mejor resultado que otras en la parrilla, como calabacines, berenjenas, cebollas, pimiento rojo, setas o champiñones, espárragos verdes, o tomates. Córtalas en rodajas gruesas, para evitar que se sequen, y ponlas unos minutos en la parrilla antes de salarlas. También puedes hacer brochetas, alternando distintos tipos de verduras (ten unas horas los palitos de madera en remojo para que no se quemen al ponerlos en la barbacoa).  

 

5 EMBUTIDOS

Sí… verde sí, pero, no nos engañemos. ¿Quién puede renunciar a un buen chorizo o a una rica morcilla en una barbacoa? En este caso sí que es importantísimo escogerlos de la mejor calidad que podamos, porque, además de que no todas las grasas son iguales para la salud, nos sentarán mejor. Y eso en una comida abundante, es de agradecer. 

 

6 PANCETA 

Puestos a “pecar”, no olvides la panceta. Este corte merece por sí solo un apartado, porque la barbacoa es una de las mejores maneras de disfrutarlo.  Como en el caso de los embutidos, mucho mejor si es ibérica. Pero que esté, porque seguro que, si no, más de uno se irá defraudado. 

 

7 CARNES 

Por muchos aperitivos, entrantes, o guarniciones que preparemos, la verdadera protagonista de la barbacoa es, sin duda, la carne. Pero aquí también tenemos un abanico enorme entre el que poder elegir. El lomo de vaca o buey es, por supuesto, un valor seguro, pero, si nuestro presupuesto es más limitado, o tenemos muchos invitados, los cortes argentinos (verdaderos reyes de la parrilla, o, como dicen ellos, del “asado”), como la entraña o el vacío, son muy sabrosos, mucho más económicos y cada vez hay más carnicerías que los ofrecen. Otra posibilidad es optar por las hamburguesas, mejor si las hacemos nosotros que si las compramos hechas, y, por supuesto, también son muy agradecidas las brochetas de carne, en la que podemos alternar algunas verduras. No hay que olvidarse de otras carnes, como el cordero o el pollo. En el primer caso, el mejor corte es el costillar: las chuletas de cordero a la parrilla resultan deliciosas. Si optamos por el pollo, es preferible usar contramuslos deshuesados que pechuga, porque resultan más jugosos. Al ser una carne con menos personalidad, podemos marinarla unas horas antes (miel y soja, salsa teriyaki, o el clásico adobo de ajo y perejil con aceite y limón…). 

 

8 PESCADO Y MARISCO 

¿Y si sustituimos la carne por pescado? Aunque es verdad que la barbacoa clásica ha estado siempre protagonizada por la carne, cada vez hay más gente que está reduciendo, o eliminando directamente su consumo. En este caso, también hay algunas pautas que nos pueden ayudar a que todo quede perfecto. Por ejemplo, elegir pescados grasos. Las clásicas sardinas nos recordarán el sabor (y, cuidado, porque también el olor) de los espetos playeros, pero los pescados grandes, como el salmón o el atún, también dan un magnífico resultado cortados en lomos gruesos o en rodajas. En el apartado de mariscos, las gambas o gambones, son también muy agradecidos, ya sea enteros a la parrilla, o pelados en brochetas. En cualquiera de los casos, hay que evitar pasarlos de cocción, porque corremos el riesgo de terminar con un producto que recuerde más a una alpargata que a un marisco. 

 

9 BARBACOA VEGANA

Como acabamos de recordar, son bastantes las personas que se están pasando al “verde”. Es cierto que, entre las opciones que proponemos, hay alternativas veganas, pero si alguno de tus invitados es vegano, seguro que agradecerá que hayas pensado en él, y no tenga que conformarse con comer las guarniciones de los demás. En el mercado hay cada vez más productos específicos (hamburguesas y salchichas veganas, por ejemplo), que quedan perfectas a la parrilla. 

 

10 GUARNICIONES

Si has seguido nuestros consejos, es probable que no te haga falta tener una guarnición para el plato fuerte, pero, si eliges concentrar todo lo que hagas en la parrilla, y eliminas o reduces los entrantes y aperitivos, la gente agradecerá poder acompañar la carne o el pescado con algo. Las patatas asadas (escógelas de un mánalo no demasiado grande, envuélvelas en papel de aluminio, y ponlas en una zona en donde no haya mucho calor directo, para que se hagan más despacio), y las mazorcas de maíz, con dos de los acompañamientos más clásicos, pero puedes probar con boniatos, tomates o lo que más te guste. 

 

11 SALSAS

Aunque los más puristas defienden que el producto, y el sabor de la parrilla, deben ser los protagonistas en una barbacoa, lo cierto es que hay mucha gente que disfruta acompañando la carne (o el pescado o, especialmente, la verdura), con alguna salsa. Para estas últimas, te recomendamos elaborar un romesco, o un alioli (aunque siempre está mejor el casero, en el caso de las salsas que lleven huevo crudo, es preferible comprarlas “de bote”, para evitar el riesgo de salmonela). Para las carnes: horseradish o mostaza, y, en el caso de los pescados, pueden quedar muy bien una salsa tártara o una mayonesa aromatizada con cáscara de lima.  

 

12 POSTRES

A pesar de que en las barbacoas solemos comer de más, hay quien no perdona el postre. Aun así, y para compensar y “desengrasar”, lo mejor es la fruta fresca (si quedan brasas, hay algunas, como melocotones o piña, que quedan estupendas a la parrilla).  Lo mejor es optar por la fruta de temporada y, si estamos en verano, tenemos una enorme variedad: melón, sandía, melocotones, cerezas… Si queremos un plus (de sabor, y también de calorías), podemos completar con algún helado o sorbete. 

 

13 BEBIDAS

Aunque lo hayamos dejado para el final, la elección de bebidas es básica en una barbacoa. Sin ánimo de alentar al consumo de alcohol, y proponiendo también que haya refrescos y, sobre todo, agua, mucha gente no concibe una barbacoa sin cerveza. Eso sí, debe estar muy fría, por lo que lo mejor es disponer las latas o botellas en recipientes con hielo para que los invitados puedan ir cogiéndolas según las quieran. La sangría es otro clásico. En ese caso, es mejor evitar que quede demasiado dulce y aligerarla con algún refresco, como gaseosa o soda de limón. Los más sibaritas agradecerán alguna buena botella de vino.