25 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad

Albóndigas de pavo con salsa ranchera : ¡te las quitarán de las manos!

Súper fácil de hacer, apta para los más pequeños de la casa y muy saludables

| Marga García @gastroamantes Gastronomía

Esperar a que todos se sienten en la mesa para disfrutar de estas albóndigas de pavo con salsa ranchera es algo realmente difícil. Necesitas de mucha fuerza para no comerlas todas nada más sacarlas del horno. Su color dorado con una finísima capa crujiente envuelve un interior jugoso, tierno y lleno de sabores agradables que combinan de maravilla con la sensacional salsa ranchera. 

La calidad de la carne de pavo merece un lugar privilegiado en nuestra lista de la compra. Su carne magra baja en calorías presenta una generosa fuente de proteínas, vitaminas y minerales. Además, estudios recientes demuestran que tiene un efecto positivo en el estado de ánimo, gracias al triptófano que contiene que estimula la producción de seratonina en el cerebro haciéndonos sentir felices y tranquilos.

Dificultad: Baja

Tiempo de preparación: 35 minutos

 

Ingredientes para 4 personas

½ kilo de carne de pavo picada

2 cucharadas de pasta de tomate

2 cucharadas de queso parmesano en polvo

1 cucharadita de pimentón

1 cucharadita de sal de ajo

½ cucharadita de perejil seco

6 cucharadas de sirope de arce

2 cucharadas de brandy

sal común

copos de chile al gusto (opcional)

Para la salsa ranchera

 ½ taza de mayonesa

¼ taza de crema agria

1 yogurt natural

2 cucharaditas de eneldo fresco picado o seco

1 cucharadita de perejil fresco picado

2 cucharaditas de cebollino picado

¼ de cucharadita de cebolla en polvo

¼ de cucharadita de ajo en polvo

sal

pimienta

zumo de limón al gusto

 

Elaboración:

 1.- Prepara la salsa ranchera combinando todos los ingredientes en un recipiente hasta conseguir una mezcla homogénea. Prueba y rectifica al gusto. Reserva.

 

2.- En otro recipiente añade la carne picada de pavo, el queso parmesano, el pimentón, la sal de ajo, el perejil seco, los copos de chile si deseas aportar un punto picante, sal común al gusto y la pasta de tomate. En caso de que no encuentres pasta de tomate puedes añadir dos cucharadas de tomate frito.

 

3.- Con las manos muy limpias mezcla todos los ingredientes hasta unificarlos por completo. Introduce en el frigorífico unos minutos para que te resulte más fácil hacer las bolas. La carne de pavo es más blanda que la de ternera y es necesario enfriarla para que puedas manejarla bien.

 

4.- Cubre una bandeja de horno con papel sulfurizado y coloca las bolas. Para que todas tengan el mismo tamaño utiliza un dispensador de helado.

 

5.- Combina el sirope de arce con el brandy y pincela todas las albóndigas. Esto hará que tengan más humedad, lo que siempre es bueno cuando se trabaja con carne magra.

 

6.- Deja caer un poco más de queso parmesano en polvo por encima e introduce en el horno precalentado a 180º durante 15-20 minutos dependiendo de su tamaño.

 

Una vez listas esparce sobre ellas una lluvia de perejil fresco recién cortado…

 

….y humedece cada una de ellas en la riquísima salsa ranchera.

 

Te las quitarán de las manos.