| 02 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Las hamburguesas favoritas de Barack Obama se instalan en la Gran Vía madrileña

El clamor del público europeo ha sido escuchado. Los incondicionales de esta cadena de comida rápida llegada de EEUU tendrán su sucursal disponible a partir de la próxima primavera.

| ESdiario Gastronomía

Muchos de los jóvenes españoles afincados en Londres, o los que han pasado allí una temporada, echaban en falta uno de sus restaurantes en la península ibérica. Desde que la cadena Five Guys abrió en UK en julio de 2013, la fama de sus hamburguesas al estilo Nueva York, con pan brioche y queso fundido resbalando por los laterales, se extendió por Europa a la velocidad de la luz. La cocina de la delegación inglesa de esta franquicia se convertía cada noche un campo de batalla para servir los kilos y kilos de patatas fries al estilo Five Guys que esconden un secreto: el cajún. 

Este condimento, en desuso para la cocina española, es una mezcla de especias como el pimentón dulce, la cebolla en polvo, el ajo en polvo, el orégano, la albahaca seca, el tomillo, la pimienta blanca, la negra, la cayena o el comino. En su mezcla con la materia prima, hace de estas patatas fritas un auténtico vicio al que sucumbió el mismísimo presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

¿Qué ofrecen en la carta?

El resto del menú que ofrecen es corto y sencillo: hamburguesa de vacuno con queso, bacon o ambas cosas, y una lista de ingredientes "extra" como el tomate, los pepinillos, la cebolla cruda y varias salsas que podrás añadir sin que incremente el precio. 

Una de las características de este negocio son los cacahuetes al por mayor que disponen a lo largo de la cola para que los clientes hagan tiempo mientras esperan su pedido. ¡Están por todas partes! La cocina abierta, donde puedes ver cómo los empleados ensamblan tu hamburguesa, es otra de las señas de identidad que la cadena norteamericana mantuvo al cruzar el charco. Veremos si ocurre lo mismo cuando se instalen en el local de más de 730 metros que ya han adquirido en la Gran Vía madrileña.

Las críticas llegan desde el templo americano de la salud y el culto al cuerpo

La revista Men's Health no fue la única detractora de este establecimiento pero sí la más enérgica al destacar los efectos nocivos que tiene para la salud este tipo de comida rápida. La hamburguesa normal de Five Guys contiene 700 kilocalorías y 19,5 gramos de grasa saturada y sus patatas pueden llegar a alcanzar las 1.500, más del 50% del aporte calórico para un adulto. Advertidos todos del peligro que conlleva una dieta basada en este tipo de alimentación, solo queda probar y comparar. 

Los "Five Guys", los cinco tipos, que manejan este imperio están desean hincarle el diente al mercado español para continuar con su expansión internacional que ya cuenta con más de 700 franquicias en América del Norte. Ninguno de los vecinos de Jerry Murrel y sus cuatro hijos varones se imaginó en 1986 que aquel primer local en Arlington, Virginia, fuera a tener reconocimiento internacional.