| 08 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Ibai Llanos y Ester Expósito, en "Charlando Tranquilamente".
Ibai Llanos y Ester Expósito, en "Charlando Tranquilamente".

Ibai Llanos acorrala a Ester Expósito y le arranca una extraña obsesión

El creador de contenidos ha puesto en marcha una nueva temporada de "Charlando Tranquilamente" que ha sido inaugurada por la actriz, donde se le ha visto suelta y dispuesta a hablar.

| Rocío Díaz Medios

Ibai Llanos se ha convertido, de un tiempo a aquí en uno de los creadores de contenidos que ha conseguido hablar con personalidades de todos los ámbitos, a través de su canal de Twitch y su Charlando Tranquilamente. La última, y la primera de la nueva temporada, en pasar por su "plató" ha sido la actriz Ester Expósito. El streamer entrevistó a la actriz, y consiguió que compartiese con los seguidores de la plataforma sus "obsesiones" más peculiares. 

Y, sin hacerse mucho de rogar, la intérprete no dudó en confesar que no quería morir sin cumplir algunos sueños, no solo en el ámbito profesional, sino en el personal también, pues cuenta con una amplia lista de planes "interesantes" que realizar en algún momento de su vida: bañarse con tiburones blancos, pues son una verdadera obsesión para ella: "Me apasionan desde niña". 

 

Ester y su obsesión con los tiburones

 

La artista explicaba a Ibai Llanos que siente una verdadera obsesión por los tiburones blancos, asegurando que le gustaría meterse algún día dentro del mar, encerrada en una jaula y así poder observarlos de cerca. "Es una de mis rarezas, de mis extrañas obsesiones. Y solo me gustan los que son blancos", seguía relatando Ester ante un atento Ibai: "Es rarete...", atinó a decir el streamer. 

 

 

Relacionado con esta obsesión, además, está la afición de la intérprete por las películas sobre tiburones: "He visto todas las pelis de tiburones blancos", algo que tiene muy en cuenta, incluso, su cuenta de Instagram: "Cuando entro en el reels solo veo vídeos de tiburones. Mi algoritmo está lleno. Ves cómo les echan carne...". Pero, esta pasión por estos animales marinos se contrapone a otro ser vivo que odia: las arañas. Aunque sus obsesiones y rarezas no se quedan ahí.