| 13 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Jordi Évole y Pedro Sánchez, durante la entrevista.
Jordi Évole y Pedro Sánchez, durante la entrevista.

La verdad que hunde a Pedro Sánchez horas después de su entrevista con Évole

El presidente del Gobierno sigue con su 'paseíllo' por todas las televisiones como estrategia de campaña. Pero hay un dato que no puede ocultar La Moncloa y que demuestra su declive.

| David Lozano Medios

Este domingo muchos espectadores prestaban especial atención a La Sexta, El grupo televisivo llevaba días promocionando la entrevista del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en a segunda cadena de Atresmedia. Era la cita de Sánchez con Jordi Évole.

Había un precedente anterior, en circunstancias muy distintas. Corría el mes de octubre del año 2016 y Pedro Sánchez estaba desahuciado, expulsado de la secretaría general del PSOE y recién dimitido como diputado.

Nadie apostaba entonces por su futuro político, una situación similar a la que puede estar ahora al filo de unas elecciones generales que le pueden desalojar de La Moncloa.

 

Las promociones de Lo de Évole hacían mención a esa cita anterior, de hace nada más y nada menos que seis años, y llegaron a plantear a la audiencia que en ese octubre de 2016 “en esa ocasión le salió bien” (porque reconquistó la secretaría general socialista y acabó llegando a la presidencia del Gobierno), y en esta cita del año 2023, a menos de un mes para la cita con las urnas se preguntaba Évole “¿lo volverá a hacer?”.

Macarena Olona

Pues a juzgar por los datos de audiencia conseguidos, no. Cierto es que La Sexta conseguía un muy buen resultado: un 12% de cuota de pantalla y casi millón y medio de telespectadores (1.475.000), pero Sánchez no consiguió ser el más visto de la temporada de Lo de Évole porque ese honor recae en la entrevista de Macarena Olona.

Pedro Sánchez, el dato que lo deja claro

Pero si hay un dato especialmente malo para Pedro Sánchez es el de la comparación consigo mismo. Si nos remontamos a esa entrevista con Évole (que entonces se denominaba Salvados) del año 2016 el presidente del Gobierno ha perdido más de dos millones de espectadores y más de 8 puntos de cuota de pantalla.

Efectivamente, ese lejano mes de octubre el entonces ex secretario general del PSOE lograba un 20’1% de share y 3.609.000 televidentes, 2.134.000 menos obtuvo este domingo 25 de junio.