| 27 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La Luna
La Luna

Un cohete de SpaceX está a punto de colisionar contra la Luna de forma inminente

Los astrónomos predicen con sus cálculos que impactará en la cara oculta de la luna el próximo 4 de marzo

| Alejandro Alonso Mundo

La segunda etapa de un cohete Falcon 9 que despegó en febrero de 2015 impactará en la superficie de la Luna el próximo 4 de marzo, así lo aseguran Bill Gray y Jonathan McDowell, dos astrónomos con gran prestigio.

El objeto de cuatro toneladas, denominado 2015-007B, quedó dando vueltas entre la Tierra y la Luna después de lanzar con éxito el observatorio DSCOVR de NOAA, que opera desde el punto L1 de Lagrange, a más de un millón de kilómetros de nuestro planeta.

 

La segunda etapa del cohete Falcon 9 tuvo que llegar muy alto, quedándose sin combustible para regresar a la atmósfera de la Tierra y sin energía cinética para escapar del sistema Tierra-Luna. Como resultado, los restos del cohete han estado siguiendo una trayectoria errática que, según los astrónomos, resultará en un impacto en la Luna, probablemente el próximo 4 de marzo a las 12:25 UTC.

"Es la primera vez que se observa que algo que no está dirigido explícitamente a la Luna la golpea accidentalmente, pero eso se debe principalmente a que no estábamos prestando atención hasta hace poco", dijo Jonathan McDowell, astrofísico del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica.

El cohete de SpaceX impactaría en la cara oculta de la Luna a una velocidad de 2,58 km/h y , con suerte, las sondas Lunar Reconnaissance Orbiter de la NASA y Chandrayaan-2 de la India podrían capturar imágenes del cráter de impacto desde la órbita lunar.

Satételite desintegrado en España

No es la primera vez que Elon Musk y su empresa, SpaceX, deja marcas en el espacio, hace unos días uno de sus satélites se desintegró en costas españolas. El dispositivo, de 260 kilos de masa, atravesó la atmósfera a 27.000 kilómetros por hora y recorrió la península de sur a norte. Los restos incandescentes cayeron en el mar Cantábrico.

La imagen fue grabada por los detectores que la Red de Bólidos y Meteoros del Suroeste de Europa (Red SWEMN) que opera en distintos observatorios del país y trabaja en el marco del Proyecto SMART, coordinados desde el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC).