07 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Ciclismo popular

Las carreras populares lo fían todo a la vacunación

En el actual escenario de incertidumbre sanitaria, las pruebas deportivas para el gran público siguen canceladas o con fuertes limitaciones de inscripciones. Cada comunidad marca sus normas.

| ESdiario Ocio

Los deportistas aficionados tienen en las carreras populares unas citas que les motivan a entrenar y que suponen un reto que preparan con ilusión a lo largo de todo el año. Pruebas ciclistas, maratones o eventos internacionales como la NonStop Madrid-Lisboa, la Titan Desert o la Orbea Monegros son ya competiciones con solera que cada año cierran su cupo de inscritos en apenas horas, pero la actual situación sanitaria ha trastocado todo por segundo año consecutivo.  Si los organizadores consiguen sacar adelante la prueba, la primera pregunta es cuántos corredores podrán participar, ya que al verse obligados a respetar la distancia de seguridad para evitar los contagios de coronavirus, los números son mucho más reducidos.

La mayor parte de las carreras populares de pequeño y mediano tamaño han optado por la cancelación o el aplazamiento ante los numerosos inconvenientes y exigencias para su adecuada organización. Otras grandes pruebas esperan a la expectativa de la evolución de la pandemia en España y en el resto del mundo, y confían que el nivel de vacunados siga aumentando para no tener que volver a cancelar. Eso con suerte ocurrirá después de verano, que es cuando los grandes maratones de nuestro país han fijado su calendario (Madrid, Sevilla, Valencia, Barcelona, Bilbao), pero antes del estío algunas de las pruebas ciclistas más atractivas se empeñan en su lucha contra los elementos y ya han anunciado sus fechas.

La primera y más relevante por su carácter internacional es la Non Stop Madrid-Tajo Internacional-Lisboa, una prueba ciclista de relevos (aunque tiene una modalidad en solitario) que une la capital de España con la de Portugal por caminos y senderos. Su 8ª edición se celebrará del 2 al 4 de julio tras tener que cancelarse en 2020. Los participantes de la Non Stop se enfrentarán a un recorrido de 770 kilómetros entre Villanueva del Pardillo (Madrid) y Alenquer (Lisboa) en un máximo de 55 horas. Todo ello en un formato lineal ‘non stop’ y sin paradas obligatorias.

Para tomar parte en esta aventura, los corredores deberán formar equipos de hasta un máximo de 4 personas (masculinos, femeninos o mixtos). Las categorías corporate (grupos formados por empleados de la misma empresa) y embajador (grupos de personas del mismo municipio) volverán a estar presentes. Hay una modalidad para bicicletas eléctricas (e-bikes), con un máximo de 20 equipos en esta categoría y que permite a ciclistas menos habituados a rodar enfrentarse a un reto de esta envergadura.

En cualquiera de las categorías de la Non Stop Madrid-Lisboa, ciclistas, bicicletas y naturaleza quedan unidos en una prueba que combina exigencia y satisfacción a partes iguales y donde los participantes se solidarizan entre ellos para conseguir llegar a meta dentro del tiempo máximo permitido. Está considerado como uno de los retos más destacados a nivel mundial en la práctica del ciclismo MTB, siendo una prueba abierta a todo tipo de aficionados con espíritu de aventura y con ganas de disfrutar de este deporte a través de un reto sin precedentes.

Un nivel por encima en dificultad y exigencia se sitúa la Titan Desert, probablemente una de las pruebas ciclistas de MTB más famosas del mundo que este año quiere volver a su sede original en las pistas del desierto de Marruecos después de tenerse que celebrar en el desierto de Almería en 2020. Prevista para celebrarse entre el 23 y el 28 de mayo, 500 de los mejores ciclistas y exciclistas profesionales del panorama nacional ya han confirmado su inscripción.

Para sacar adelante este evento un equipo de la organización dirigido por Félix Dot, director general de la carrera, ha estado sobre el terreno haciendo un reconocimiento y trabajando estrechamente con las autoridades sanitarias marroquís para garantizar la seguridad de todos los participantes. El Ministerio de Turismo y la Oficina Nacional de promoción turística del país africano, junto con la embajada española, han asegurado a Juan Porcar, presidente de TWS, empresa organizadora del evento, que la carrera se podrá celebrar, pues todos quieren mandar un mensaje de esperanza y reencuentro.

Dentro del calendario de pruebas ciclistas, otras de renombre como la Quebrantahuesos, que estaba planificada para junio, ha sido retrasada a septiembre, La Indurain, mantiene por el momento su fecha para mediados de julio, mientras que La Perico, organizada por el mítico Pedro Delgado, ha sido cancelada de nuevo este año. Lo mismo ocurre con Los 10.000 del Soplao, una prueba que se conoce como "el Infierno Cántabro" por el enorme desnivel que deben afrontar sus participantes y que ha sido aplazada otra vez año al 2022 en todas sus modalidades. Estas circunstancias dan todavía más valor a las pruebas que siguen adelante con su calendario.