| 05 de Diciembre de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Joan Baldoví encarándose con la portavoz de Vox
Joan Baldoví encarándose con la portavoz de Vox

Malestar en Sumar con Baldoví: su ‘gesto macarra’ eclipsa la “pelu” de Guerra

Justo cuando todo el sanchismo atizaba al histórico del PSOE por sus palabras sobre Yolanda Díaz y la peluquería, el portavoz de Compromís le quita el protagonismo

| Enrique Martínez Edición Valencia

El ‘gesto macarra’ que protagonizó el portavoz de Compromís en las Cortes Valencianas y líder de la formación cuando se levantó y se encaró contra la portavoz de Vox, Ana Vega, en un tono chulesco, no ha sentado muy bien en Sumar, donde han visto que su socio valenciana eclipsaba la campaña del sanchismo contra Alfonso Guerra a cuenta de su comentario sobre Yolanda Díaz y la peluquería.

El ex vicepresidente del Gobierno, Alonso Guerra, se había convertido en el objeto de crítica de toda la izquierda, del PSOE a Podemos y Sumar y sus satélites, tras afirmar en Espejo Público que Yolanda Díaz “va de peluquería en peluquería”. El sanchismo le tiene ganas al histórico del PSOE por oponerse a la amnistía y su comentario desafortunado ponía en bandeja desprestigiarle.

Toda la actualidad giraba en torno al comentario de Alfonso Guerra -incluso Irene Montero salió en defensa de Yolanda Díaz-… Hasta que llegó Joan Baldoví con su salida de tono contra la portavoz valenciana de Vox dejando en evidencia un gesto machista mayor que automáticamente se convirtió en la noticia en todos los círculos políticos.

 

“¡Qué machista Alfonso Guerra! Ah, no, que es Joan Baldoví gritándole a una mujer de Vox... Nada, nada”, ironizaba un líder de opinión en redes sociales. Otro señalaba “¿A qué hora es la manifestación feminista para condenar las amenazas del matón de Baldoví?”. Incluso alguno pedía la dimisión del líder de Compromís porque “lo del macarra de Baldoví es mucho más grave que el beso de Rubiales. Amenazar a una mujer que simplemente se estaba riendo es puro machismo rancio”.

Incluso la periodista de corazón y habitual también de temas políticos, Isabel Rábago, comentaba que “lecciones machistas de un señoro del partido feminista de Yolanda Díaz, Sumar. El machirulo Baldoví, ¿qué pretendía con esa actitud amenazante e intimidatoria contra una mujer? ¿Qué tipo de violencia es esta? No os oigo, hermanas”.