| 25 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ione Belarra (primer plano), Rubén Martínez Dalmau y Pilar Lima (fondo con mascarilla morada)
Ione Belarra (primer plano), Rubén Martínez Dalmau y Pilar Lima (fondo con mascarilla morada)

Ayudas de Venezuela: Podemos no responde y envía a los diputados a leer un libro

El vicepresidente de la Generalitat, Rubén Martínez Dalmau, sigue sin aclarar quién ingresó en un banco 21.000 euros para devolver una subvención sin justificar.

| Jonathan Martínez Edición Valencia

Los Grupos parlamentarios de Les Corts han convertido la política en una batalla de ingenios. El vicepresidente segundo de la Generalitat, Rubén Martínez Dalmau, se ha negado a dar explicaciones en su comparecencia ante la Comisión de Obras Públicas de Les Corts sobre su vinculación con la ya extinguida Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), una organización política anticapitalista investigada por supuestamente captar fondos de aliados ideológicos como Venezuela y otros regímenes bolivarianos para ayudar a impulsar Podemos. 

Esta comparecencia debió materializarse hace unas semanas pero entonces Dalmau remitió un escrito a la Mesa de Les Corts para comunicar que “por motivos de agenda inaplazables” no podría asistir a la comisión. Aún con todo, la oposición no cesó en sus intereses de “colar” este asunto en una comparecencia que, según el representante de Podemos, “nada tiene que ver” con su papel al frente del Gobierno valenciano.

 

Por ello, durante una acalorada discusión, ha optado por llamar inquisidores a los grupos parlamentarios que pretendían fiscalizar sus competencias cuando ocupaba el cargo de presidente tanto del patronato como del Comité Ejecutivo de la organización anticapitalista. De hecho, en la misma cúpula de CEPS también hubo otros miembros directivos de Podemos como Pablo Iglesias, Iñigo Errejón, Carolina Bescansa o Juan Carlos Monedero. Cabe recordar que, además, Farah Taja Suárez, una exjuez chavista venezolana candidata política por el partido de Hugo Chávez, fue incorporada como asesora de Dalmau.

En su intento por atajar las reprimendas de la derecha, a modo de mofa, el vicepresidente les ha regalado a todos los portavoces el libro "Los orígenes latinoamericanos de Podemos", de Manuel Alcántara, donde él mismo tiene escrito un capítulo, para que se lo lean y luego, si tienen cualquier duda, “tomando unas cervezas” se mostrará dispuesto a explicar las dudas. No obstante, la oposición también recuerda que el asunto de la financiación de CEPS no sólo tiene un origen cercano, sino que además afectaría a la gestión del actual Gobierno valenciano. 

El ingreso "misterioso"

En el año 2010 esta fundación solicitó una subvención de 19.000 euros a la Generalitat Valenciana para desarrollar una actividad de investigación que, una vez otorgada, no fue capaz de justificar. Fue entonces cuando la institución valenciana reclamó la devolución del importe por falta de pruebas en los gastos que acreditasen la correcta inversión del dinero. Multitud de intentos para recuperar la cantidad que parecieron frustrados tras la desaparición de CEPS en 2016, cuando el parlamento venezolano, bajo control de la oposición chavista, anunció la creación de una comisión de investigación sobre los vínculos del Gobierno de Chávez y la directiva de Podemos. 

Sin embargo, el 20 de septiembre de 2020 una persona acudió sin identificarse a un Banco Santander de Valencia para saldar en efectivo la deuda que asciende a  21.618,70 euros por los intereses acumulados durante años por la Fundación. Al visualizar el “extraño ingreso”, el grupo parlamentario Vox - a través del diputado David García- se suma también a la petición que ya había hecho anteriormente el PP para solicitar la comparecencia del vicepresidente Martínez Dalmau a fin de recabar información sobre su participación en esta polémica mientras era presidente y averiguar de quién procede el pago de la deuda. Ante este cúmulo de circunstancias, los representantes de la oposición vinculan el desembolso de la cuantía con el propio Dalmau o alguien próximo a Podemos como Antonio Cabo de la Vega, quien también ocupó un puesto en el Consejo Ejecutivo.