19 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ussía mete en un lío a la mujer de Sánchez con una pregunta que la deja K.O.

El periodista ha puesto el dedo en la llaga y ahora Begoña Gómez vuelve a copar titulares e graves interrogantes que levantan ampollas entre los españoles a los que gobierna su marido.

Vuelve a la actualidad la tesis de Pedro Sánchez y vuelve la guasa a las columnas de opinión. Alfonso Ussía se suma al cachondeo desde su columna de La Razón para señalar que "no podrá comparecer para explicar la farsa de su doctorado en el Senado porque su agenda internacional novembrina se lo impide".

Y ya que estaba ironiza con la agenda viajera de "su vicepresidente Iglesias", que "no estará en condiciones de aliviarle el trabajo, porque también su agenda cerrada con forajidos, golpistas, antiespañoles y terroristas no le permite echar una mano a su socio antidemocrático".

No se libra de los dardos de Ussía Begoña Gómez: "El dudoso Doctor Sánchez gusta viajar con su esposa allá donde el deber lo demanda. Para mí, que es ella la que organiza los viajes oficiales y con gran generosidad permite ser acompañada por su esposo. Sería interesante analizar la agenda viajera del doctor en trance de dejar de serlo, y si doña Begoña se propone unirse al agotador periplo novembrino".

Claro que, ironiza, "para ello, se vería obligada a pedir unas vacaciones extraordinarias en su nueva empresa. No entra en la normalidad laboral que una empleada de muy alta remuneración se largue durante 30 días con su marido con apenas un mes de trabajo cumplido. Menudo chollo de empresa".

Con no poca retranca añade que hay algo aún más grave: "El continente africano no merece ser abandonado así como así, sin ser avisado o advertido previamente del temporal abandono. El trabajo de doña Begoña, con muy alta remuneración secreta, no es otro que ocuparse de África desde el Instituto de Empresa, y para ello tiene la obligación de centrarse en su quehacer contractual. Porque de darse la circunstancia de una ausencia prolongada de doña Begoña, los españoles, esas buenas gentes que todo lo soportan y toleran, y entre ellos, con especial motivo los Inspectores de Trabajo, harían bien en solicitar una entrevista con el marqués de la Romana o el señor Güemes y preguntarles: "Y doña Begoña, ¿cuándo trabaja?".

 

Comenta esta noticia
Update CMP