Concentraciones en ayuntamientos valencianos contra la crisis agrícola

Los agricultores y familiares han vuelto a salir a la calle para protestar por la grave situación que viven ante los pésimos resultados que está ofreciendo la actual temporada naranjera.

Decenas de municipios, sobre todo del Camp  de Turia, l'Horta y La Ribera, están llevado a cabo concentraciones en defensa de la citricultura en las puertas de los ayuntamientos ante la gravísima crisis del sector.

La caótica y desesperada situación que viven miles de agricultores valencianos con motivo de lo pésimos resultados que está ofreciendo la actual temporada naranjera ha disparado la interposición de denuncias ante los juzgados por parte de los productores de cítricos.

Aluvión de denuncias

Los servicios jurídicos de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja)  constatan que durante las últimas semanas están tramitando un verdadero aluvión de casos que terminan materializándose en la presentación de demandas en los tribunales. Los letrados de esta organización agraria aseguran que el número de denuncias que están interponiendo alcanza niveles sin precedentes en la historia del sector.

Las referidas denuncias se sustancian, básicamente, en la comisión de tres irregularidades penalizadas por la ley: el incumplimiento de contratos, los impagos de las cosechas y la supuesta detección de una cantidad abusiva de destrío durante el proceso de confección de la fruta en los almacenes. El incumplimiento más frecuente consiste en la renuncia repentina por parte de determinados operadores comerciales a recolectar la totalidad, o una parte, de la cosecha del agricultor, tal como se había acordado y recogido debidamente en el documento contractual.

También abundan los casos de operadores que dejan la fruta adquirida sin pagar o de aquellos otros que intentan renegociar los precios a la baja o que deciden poner en práctica la llamada venta a resultas, esto es, sin una cotización pactada de antemano. Otra de las anomalías que está a la orden del día, y que termina en reclamaciones ante los tribunales por parte de los afectados, es la presunta aparición de un número anormalmente alto de destrío en la fruta que se confecciona en los almacenes. En alguna ocasión, esos destríos que aduce el comercio llegan incluso al 70% de la cosecha adquirida y ese porcentaje de la fruta que supuestamente no reúne la condición comercial adecuada, obviamente no se le paga al agricultor.

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, considera que la actual coyuntura citrícola "es explosiva" y anima a los citricultores que están siendo víctimas de abusos por parte de los operadores comerciales "a acudir a los tribunales para reclamar aquello que les pertenece por derecho porque tampoco podemos consentir que se instale una sensación de impunidad y que aquí vale todo. También es cierto que hay muchos operadores comerciales que están trabajando con seriedad, pero el repunte que se está produciendo en materia de incumplimientos es alarmante".

Además, el máximo responsable de esta organización agraria lanza un mensaje a las autoridades y, más concretamente, a la Agencia de Información y Control Alimentario (AICA) -organismo dependiente del Ministerio de Agricultura- para que tome cartas en el asunto de manera firme y decidida a fin de llevar a cabo una campaña exhaustiva de inspecciones que permita detectar las irregularidades en las que están incurriendo determinadas empresas y aplicar las sanciones oportunas".

Aguar (Contigo): "Nadie asume responsabilidades"

El Presidente de Contigo Somos Democracia y candidato a la alcaldía de València, José
Enrique Aguar, ha mostrado su apoyo a los movilizaciones de los agricultores
valencianos , y ha criticado "que muchos ayuntamientos y partidos políticos se sumen ahora, cuando debieron haber reivindicado lo que es justo hace meses y años". "La agricultura valenciana fue otra vez moneda de cambio, otra vez salimos perdiendo, y nadie asume la responsabilidad, ni PP, ni PSOE ni Compromís", ha asegurado Aguar.

Comenta esta noticia
Update CMP