El Festivern sale caro a Tavernes por su falta de conciencia ecológica

Imagen de la basura que no se recoge en el Festivern

Imagen de la basura que no se recoge en el Festivern



Los vecinos del municipio de Tavernes de la Valldigna, en la comarca valenciana de La Safor, tendrán que soportar el próximo año, sobrecostes por falta de reciclaje en la basura que genera el Festivern, el "Festival de Invierno de las Comarcas Centrales", un evento músico-cultural que se celebra durante el Fin de Año y en el que participan diversos grupos musicales de tendencia catalanista, que hacen música de raíz tradicional y de autor, principalmente.

En el nuevo año 2018, los habitantes de Tavernes van a  pagar un 25% más en las facturas del tratamiento de los residuos, algo que, según el Partido Popular de la localidad, se podría evitar si el Gobierno de la localidad (de la formación Compromís) accediera a que la empresa organizadora del festival, Cercavila, ubicara contenedores de reciclaje en las zonas afectadas y lanzara una política de concienciación para reciclar. "Consideramos que es necesario trabajar y concienciar para reducir estos costes abusivos”, comenta la portavoz del Partido Popular de Tavernes, Eva Palomares.

 

La celebración del Festivern genera cada año toneladas de residuos sin separar, por lo que el grupo popular en el Ayuntamiento de Tavernes ha solicitado al Gobierno de Compromís "que implique a la empresa organizadora del festival para que las toneladas de basura que se generan estén gestionadas correctamente”. Por este motivo, explica Palomares, “creemos conveniente que el Gobierno, que ya ha perdido la confianza y la credibilidad de los ciudadanos, exija a la empresa organizadora que distribuya contenedores de reciclaje en las zonas de acampada y conciertos e impulse una campaña de concienciación para una correcta gestión de los residuos. No se puede permitir que vuelvan a dejarnos tanta basura tirada por el suelo. Esta basura deben dejarla en los contenedores adecuados”. 

La población aumenta significativamente durante los días de celebración del festival de música Festivern y, con ella, la cantidad de basura generada se incrementa de manera significativa, provocando molestias y sobrecostes económicos a los vecinos de Tavernes, que pagan a través de sus impuestos por la gestión y recogida de los residuos generados. “Pagamos más por tratar los residuos y pagamos más por recogerlos”, explica Palomares.

El Festivern, que en la localidad de Tavernes viene celebrándose solamente desde el año 2011, nunca ha colocado suficientes contenedores en los que depositar separadamente los residuos orgánicos, cristales, latas, plásticos; algo que al alcalde Jordi Juan "tampoco parece que le importe porque nunca ha hecho nada para solucionar este problema y Compromís tampoco le ha obligado ni a solucionarlo ni a pagar su desidia”, observa la portavoz popular del Ayuntamiento.

Tres días donde se dobla la población y la hostelería hace negocio

El festival tiene una duración de tres días, del 29 al 31 de diciembre, y este año, en su décimo tercera edición, contará, con la actuación principal del grupo gandiense de rap electrónico "Zoo", que actuará el 31 de diciembre, día de Nochevieja, junto a formaciones del panorama independiente como los catalanes Txarango, Smoking Souls o Tardor. El día antes, el 30 de diciembre, ofrecerá un concierto Xavi Sarrià, exlíder de Obrint Pas, y formaciones musicales como La Moda o Boikot.

El abono para los días 30 y 31 cuesta 33 euros en venta anticipada y en taquilla, el precio es de 36. Sólo la entrada para el día 30 cuesta en taquilla 22 euros y sólo la entrada para el día 31, asciende al precio de 31 euros. "Si cada año se aumenta el precio de la entrada, aumenta el número de participantes en el festival (que el año pasado fue superior  las 10.000 personas), pero no se destina una pequeña inversión para reciclaje o no se obliga a la empresa organizadora a que gaste dinero en contenedores adecuados, al fina,  son los ciudadanos de Tavernes los que acaban pagando las consecuencias económicas de la basura que se genera en el evento", afirman los populares. 

Para muchos habitantes de Tavernes, este festival ha dado vida a la ciudad y ha evitado que muchos jóvenes tengan que salir fuera de la localidad para celebrar el Fin de Año, pero preguntados por ESdiario CV, la mayoría afirma que si hay alguien que se beneficia en Tavernes del Festivern son los negocios de hostelería y los comercios. Los establecimientos han pasado de cerrar el 31 de diciembre a abrir 24 horas durante los tres días que dura el evento. Además, se ven obligados a reforzar las plantillas y a hacer buen acopio de género para ofrecer un servicio adecuado.

Comenta esta noticia
Update CMP