| 06 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, recibe a su homólogo gallego, Alberto Núñez Feijóo, en el Palacio de San Telmo (Sevilla).
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, recibe a su homólogo gallego, Alberto Núñez Feijóo, en el Palacio de San Telmo (Sevilla).

Moreno y Feijóo se unen para que Sánchez no premie a Cataluña a su costa

Urgen al Gobierno central que se reforme el modelo de financiación autonómico en los órganos "multilaterales", en lugar de hacerlo en mesas bilaterales sólo con los catalanes.

| Manuela Herreros Andalucía

La fórmula del diálogo le funciona al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, que ha unido a su batalla para forzar al Gobierno de Pedro Sánchez a cambiar el modelo de financiación autonómica a la Xunta de Galicia.

La búsqueda de alianzas se inició con la Comunidad Valenciana y después con Murcia, gobernados por PSOE y PP respectivamente, porque para Moreno no se trata de una cuestión dependiente de consignas políticas sino lograr un trato justo para las tres regiones por financiadas de España.

 

Ahora recibe en la sede del Gobierno andaluz a su homólogo gallego, Alberto Núñez Feijóo. Los presidentes del PP han demostrado su complicidad ante los medios para pedir que se produzca “sin demora” un debate en los órganos multilaterales la reforma del sistema de financiación para corregir el déficit y rechazan cualquier negociación bilateral entre el Ejecutivo de Pedro Sánchez y alguna comunidad autónoma.

Así lo han dejado rubricado en una declaración institucional donde se abordan también otros asuntos, pero en el que se pide igualdad para los ciudadanos residan donde residan. “Se trata de financiación para las personas, no para los territorios”, ha asegurado Feijóo.

Ambos presidentes han incidido en las dificultades que se encuentran para poder sufragar los servicios públicos sobre los que tienen todas las competencias, como son la sanidad, la educación y la atención social. En unos casos por tener más población como en el caso andaluz y en el gallego por los problemas de despoblación que generan mayores costes a la hora de prestar servicios.

Lo que es de los españoles, se reparte entre los españoles

Esta frase de Feijóo ha sido muestra del papel de cohesión y unidad de España que quieren defender ambos presidentes, que se oponen al modelo “multinivel” de Sánchez, donde otorgan privilegios a Cataluña, para salvar su sillón de la mano de los independentistas.

Estas reuniones son, según Moreno, consecuencia de “la dejadez absoluta del Gobierno de Sánchez”, que no asume el liderazgo sobre los problemas. “A nadie le gusta pedir”, lamenta el andaluz, pero en este caso es más bien reclamar equidad ante un modelo “obsoleto” que genera desigualdad.

Unidos por el turismo y la “economía azul”

Moreno y Feijóo se han sentado para hablar de otros asuntos que unen a las dos comunidades y que han quedado plasmadas en el documento. El norte y el sur de España tienen mucho en común de lo que parece, comparten una singularidad: su situación fronteriza con Portugal y con el mar.

Por eso, entre el diálogo mantenido se ha abordado la actividad pesquera, enclave estratégico de la llamada “economía azul”. Las metas son impulsar un eje norte-sur en política de pesca y la creación de una alianza ibérica marina Portugal-Andalucía-Galicia .

También el turismo es clave y tiene una gran sinergia común: el Camino de Santiago. La Vía de la Plata es ese eje de conexión y las estrategias se centran en potenciarla. Por ello, han inaugurado hoy un monolito en Santiponce, que señala el punto de partida de una de las diez rutas de peregrinaje oficial, que tienen su meta en la catedral de la capital gallega.

En otro orden de cosa una preocupación común también la suscitan los incendios forestales que han castigado duramente a Galicia durante décadas y que Andalucía ha sufrido este verano con especial virulencia.  Por ello se han comprometido a compartir experiencias y proyectos ante los nuevos retos en la prevención y extinción de incendios.