| 19 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El presidente andaluz, Juanma Moreno, y el de la Región de Murcia, Fernando López, hoy en San Telmo, Sevilla.
El presidente andaluz, Juanma Moreno, y el de la Región de Murcia, Fernando López, hoy en San Telmo, Sevilla.

Moreno suma a López Miras a su alianza de "comunidades maltratadas" por Sánchez

Los presidentes de Andalucía y Murcia firman un acuerdo para reclamar un fondo transitorio de compensación y el cambio del modelo de financiación autonómica, al igual que hizo Ximo Puig.

| Manuela Herreros Andalucía

La Región de Murcia se suma a la reclamación del gobierno de Andalucía y de la Comunidad Valenciana para conseguir una financiación justa por parte del Ejecutivo de la Nación. Las tres comunidades peor financiadas (según el último informe de Fedea, la Fundación de Estudios de Economía Aplicada) hacen un frente común para revertir una situación que les impide progresar, financiar sus servicios públicos y competir en igualdad de condiciones con otras regiones.

La semana pasada el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, se reunió con el socialista valenciano Ximo Puig en el palacio de San Telmo en Sevilla, para abordar el problema de infrafinanciación autonómica y las pérdidas sufridas en el reparto de fondos de recuperación europeos. De este encuentro salía un documento firmado por ambos presidentes para exigir formalmente al gobierno de Sánchez un fondo transitorio de compensación, hasta que se negocie un nuevo modelo de financiación.

Ahora el acuerdo se rúbrica con el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, que ha sido recibido esta mañana en la sede del gobierno andaluz en Sevilla. Las dos regiones vecinas comparten un sentimiento común de agravio por parte del Ejecutivo de Pedro Sánchez, que aplica un modelo para financiar las comunidades que perjudica a 15 millones de españoles, contando sólo a los habitantes de Andalucía, Valencia y Murcia.

El presidente andaluz, Juanma Moreno, y el de la Región de Murcia, Fernando López, hoy en San Telmo, Sevilla.

Moreno afirma que en Andalucía se pierden cuatro millones al día, lo que supone unos 1.500 millones al año, mientras que López cifra este déficit en dos millones de euros al día para Murcia, es decir, 800 millones anuales. Dinero que se va acumulando desde 2009 y que se podría invertir en financiar sanidad, educación o asistencias sociales, que son competencias autonómicas y que se está convirtiendo en algo “inasumible”.

Por ello, no sólo piden el fondo transitorio y la igualdad en el reparto entre territorios, sino que el Gobierno central aporte más dinero a la financiación autonómica. Consideran que todas las comunidades están infrafinanciadas, más aún al tener que afrontar la crisis sanitaria y económica actual sin fondos Covid para 2022, como ha anunciado el Ejecutivo nacional.

A todo ello se suma que Sánchez aprieta aún más el cinturón a las economías regionales obligándoles a reducir los niveles de deuda hasta el 0,6%. Se recorta así en 15.000 millones la financiación para todas las comunidades.

 

Unidad frente a la inacción del Gobierno y los privilegios a Cataluña

La alianza entre los dirigentes de las comunidades “maltratadas” por Sánchez dejan a un lado los signos políticos de PP y PSOE para perseguir “justicia social”, que pasa por una “justicia económica”, según López. No quieren que unos ganen y otros pierdan en el reparto, pero ven urgente parar la “bola de nieve” de la deuda que se está acumulando. Justifican que estas reuniones bilaterales de Andalucía y el Levante “son consecuencia de la inacción del gobierno”.

A la espera de que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, deje de esquivar el problema que afecta especialmente a estas tres comunidades, que además representan el 25% del PIB nacional, Moreno y López ven con indignación los privilegios de Sánchez con Cataluña.

La reciente mesa bilateral se considera un agravio. El presidente andaluz pidió lo mismo a través de una carta, pero aún no ha obtenido respuesta alguna. Sobre ello ha señalado que la reacción a la solicitud por escrito demostrará si existe una voluntad de diálogo real y el trato que se dispensa a Cataluña. López ha sido más duro y considera que “Sánchez se sienta a escuchar propuestas de cómo vulnerar la Constitución”.

El presidente de Murcia ha recordado que el modelo de financiación actual lo implantó el José Luis Rodríguez Zapatero en el año 2009 y “estuvo condicionado por los intereses de los independentistas catalanes”. Ahora temen que ocurra lo mismo y quieren sumar más apoyos. Moreno quiere unir a otras regiones como Castilla La Mancha o Galicia.

Finalmente, otras de las preocupaciones expresadas en la reunión ha sido la "falta de información y transparencia" sobre el diseño y reparto de los fondos europeos Next Generation. Las dos regiones consideran fundamental que existan cogobernanza en la gestión, pues se podrían diseñar proyectos comunes entre estos territorios, a los que unen vínculos comerciales, turísticos y culturales.