| 01 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El secretario general del PSOE-A, Juan Espadas, en una reunión con la agrupación de Córdoba.
El secretario general del PSOE-A, Juan Espadas, en una reunión con la agrupación de Córdoba.

El PSOE empaña el espíritu del 25-N para desatar una guerra sucia contra el PP

Socialistas de Córdoba hacen un llamamiento a "hacer rugir la calle" el Día contra la Violencia hacia las Mujeres por los recortes de Moreno, pero callan ante la chapuza de la ley Montero.

| Manuela Herreros Andalucía

La estrategia política del PSOE en Andalucía demuestra su desesperación por utilizar cualquier asunto para desgastar al Gobierno de Juanma Moreno. Y en esta ocasión han sido los socialistas de Córdoba los que quieren desvirtuar una fecha señalada en el calendario: el 25 de noviembre, Día Internacional de Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, para convertirlo en una protesta contra el Ejecutivo del PP.

Así el PSOE de Córdoba ha hecho un llamamiento para "hacer rugir la calle" el próximo 25 de noviembre, contra las actitudes machistas y a favor de una igualdad real y efectiva, y de paso 'cuela'  que los asistentes saldrán a manifestarse "frente a los recortes que el Gobierno de Moreno Bonilla practica a las políticas de Igualdad".

Los socialistas andaluces dirigidos por Juan Espadas quieren encontrar una nueva baza para criticar el Ejecutivo andaluz y lo hacen con una fecha en la que, hasta ahora, los diferentes partidos en los pueblos y ciudades dejaban sus diferencias a un lado y velaban por la igualdad social. Pero el radicalismo aprieta en las filas socialistas y eluden el chaparrón de críticas ante la polémica Ley del 'solo sí es sí' de la ministra Irene Montero, que ha conseguido desproteger a las víctimas de agresiones y abusos sexuales, viendo como se reducen las penas o liberan a sus agresores.

 

Así se postulan como los abanderados de la igualdad y presumen de los fondos que destina el ministerio de la socia de Pedro Sánchez en esta materia, mientras desmontan una lucha contra la lacra de la violencia de género que no tenía sesgos políticos. Ahora sólo habrá que esperar a saber si el análisis de una manifestación del 25N la contabilizan como una protesta contra el Gobierno andaluz o sacan a la luz los numerosos llamamientos de cese de Montero y su peligrosa ley, que desde el mismo PSOE piden reformar nada más ser aprobada.