14 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Hasta las modelos con cuerpos de infarto sufren las temidas estrías durante el embarazo.

9 remedios caseros para combatir las estrías sin pasar por el quirófano

¿Sabes que no es necesario someterte a tratamientos caros y dolorosos para librarte de las estrías? Con estos trucos naturales que te traemos dirás adiós a las molestas marcas.

| ESdiario Belleza/Bienestar

Volver a lucir una piel sin irregularidades es posible gracias a algunos alimentos que tienes en tu cocina. ¿A que no te lo esperabas?

Si se presentan como marcas rojas o moradas estás de suerte, porque eso significa que aún estás a tiempo de poder "borrarlas" sin un costoso tratamiento que te llevará directa al quirófano.

Por lo general suelen aparecer durante el embarazo por el estiramiento de la piel o cuando subes y bajas de peso en periodos cortos de tiempo. A veces también se producen durante la adolescencia por los cambios hormonales. Las zonas más conflictivas son las piernas, el vientre, los senos y los muslos, con una carga antiestética que provoca en muchos casos problemas de autoestima para quien las sufre.

Acabar con ellas no será una tarea fácil, pero mejorar su aspecto es posible con estos remedios naturales que te proponemos:

1. La pasta de zanahoria

Es uno de esos ungüentos milagrosos que ya utilizaban nuestras abuelas. Consiste en poner una zanahoria al vapor hasta que esté suave y hacer con ella un puré. Se aplica sobre la zona afectada por las estrías durante al menos media hora y se enjuaga con agua fría.

 

2. El aceite de Linaza

Es uno de los aceites que más seguidoras tiene entre las recientes mamás por su alto contenido en ácidos grasos omega 3 y su capacidad de impulsar la producción del colágeno natural del cuerpo. Se puede tomar como un alimento para cuidarnos desde dentro pero también sirve para masajear las zonas críticas. Ten cuidado porque si no lo guardas en frío perderá sus propiedades.

 

3. Las claras de huevo

La  cantidad de proteínas que tiene el huevo lo convierte en un alimento ideal para conseguir que las estrías se "borren" como por arte de magia de nuestro cuerpo. Lo primero que tienes que hacer es separar con cuidado las claras de las yemas. Bate las claras hasta que alcancen el punto de nieve y úsalas a modo de mascarilla sobre la zona afectada durante una hora. Dos veces por semana durante varios meses es la rutina que recomiendan los expertos para que este tratamiento funcione.

 

4. La cola de caballo

Es una  planta medicinal que por su alto contenido en silicio regenera de forma natural y resulta tremendamente eficaz contra las estrías si se aplica dos veces al día con masajes circulares. Para utilizarlo, tienes que preparar una fórmula magistral que consiste en mezclar un litro de alcohol de 40º con cien gramos de cola de caballo y dejarlo macerar durante un mes. Pasado ese tiempo agrega diez gotas de zumo de limón y diluye todo en medio litro de agua.

 

5. La vitamina E

Es un potente antioxidante cuya acción protege las fibras de colágeno manteniendo la elasticidad natural de la piel. El único secreto es encontrarla en estado puro en las cápsulas que normalmente venden en los herbolarios y aplicarla directamente en la zona afectada como si fuera una crema o un aceite. Fíjate en el envase: tiene que aparecer la "d" de d-alpha para que no te den gato por liebre.

 

6. La crema de salvia

Los remedios caseros para reducir o eliminar las estrías tienen múltiples variantes y aportan beneficios a nuestra piel. Es el caso de esta crema natural de salvia y germen de trigo que puedes fabricar en tu cocina. Basta con mezclar una taza de aceite de salvia, cinco cucharadas de aceite de germen de trigo y dos de lanolina derretida. Se calienta al baño María y de deja enfriar todo el tiempo necesario hasta aplicarlo frío en la zona afectada. Si estás embarazada, úsalo por la noche antes de acostarte: su efecto durará horas.

 

7. La manteca de Karité

Su potencial es capaz de mejorar la apariencia de la piel en tiempo récord. Lo ideal es que la apliques cada día después de la ducha en los puntos críticos para que la piel lo absorba mejor. Si al principio está un poco dura, caliéntala un poco en tu mano y ayúdate con los dedos para aplastarla haciendo presión.  

 

8. El aguacate

Es un alimento que posee aceites naturales muy prácticos a la hora de mantener y reparar la elasticidad de la piel. Para un tratamiento casero puedes combinar la pulpa de un aguacate maduro con tres cucharadas de aceite de oliva, aplicarlo en muslos y caderas y dejar actuar durante 40 minutos. Notarás la piel mucho más hidratada.

 

9. El aceite de rosa mosqueta y almendras

Ambos productos humectan la piel de forma natural, por eso se recomiendan tanto para prevenir las estrías como para atenuarlas. Después de la ducha diaria, no olvides aplicarte estos aceites combinándolos en tu rutina. Si eres constante, en unas pocas semanas notarás la diferencia. Las estrías no habrán desaparecido del todo pero tendrás un mejor aspecto.