| 25 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Carlo Costanzia.
Carlo Costanzia.

Las primeras palabras de Carlos Costanzia levantan sospechas a lo Carmen Borrego

En Derecho Penal sería un claro ejemplo de Excusatio non petita, accusatio manifesta. silogismo latino sobre todo aquel que se disculpa de una falta, sin que nadie le haya pedido explicación

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 


La nueva ilusión de Alejandra Rubio ya ha hecho sus primeras declaraciones. Tan sólo horas después de conocer la portada de la revista Semana. El hijo de Mar Flores ha hablado con la prensa y sin ser preguntado directamente ha comentado que la próxima vez será más rápido y las fotografías las hará el mismo y así la ganancia queda en economía familiar. La suya.

Carlo Costanzia contesta de esta manera sin pregunta previa ni insinuación pertinente. En Derecho Penal sería un claro ejemplo de Excusatio non petita, accusatio manifesta. Un silogismo latino que significa que todo aquel que se disculpa de una falta, sin que nadie la haya pedido, tales disculpas le están señalando como autor de la falta.

El beso que descubre la historia no parece un beso de la primera vez. Hay sosiego. Hay detenimiento. Hay placer consumado. El tiempo de después. No es la primera vez que han quedado. Ni la segunda. Ni siquiera tercera. Ya se conocen bien. Y las citas están programadas.

Carlo Costanzia y Carmen Borrego "no se llevarán bien"

La intervención de Carlo es más propia de un tentáculo de Carmen Borrego que de un descendiente italiano. El nuevo amigo de Rubio mirando por el euro más que hablar del Día de los Enamorados. La Tita y el sobrino político no se llevarán bien. Pasta con dinero siempre chocan. Amor de una y negocio de otro. El tiempo lo dirá. ¿Qué tendrá que opinar Suso Álvarez de esta incipiente relación?

De llegar a puerta esta posible teoría, esta historia sería un homenaje envenenado a María Teresa Campos. La primera vez que cenó con Edmundo Arrocet en La Máquina de La Moraleja los fotógrafos estaban avisados para captar el momento y comenzar el negocio. Y no fue Teresa quien avisó. Campos había elegido otro lugar. Se cambió por necesidad el lugar de la cena. Es de suponer que Alejandra con su juventud y su experiencia no haya caído en la trampa en la que cayó su abuela.

Lo de Alejandra parece puro. No va por esos derroteros. Si Carlo lo ha hecho con su madre, ¿por qué no con alguien a la que apenas conoce y no hay más que una relación superficial de hace 3 meses?