| 01 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Cristina Medina, siempre cercana y sincera.
Cristina Medina, siempre cercana y sincera.

Cristina Medina relata con crudeza las secuelas de su enfermedad

Afronta con mucha "esperanza y fuerza de voluntad" la dura experiencia que le ha tocado vivir, como ella misma cuenta a ESdiario. La buena noticia es que volvemos a verla en un escenario.

| Mabel Redondo Chismógrafo

 

 

Hace ocho meses que a la actriz Cristina Medina la diagnosticaron cáncer de mama, fue en una revisión rutinaria. Días después pasaba por quirófano, pero aún le quedaba lo más duro, numerosas sesiones de quimioterapia y radioterapia que han supuesto una auténtica paliza a nivel físico y emocional.

Están siendo meses, semanas y días muy duros que la actriz afronta con mucha "esperanza y fuerza de voluntad", tal y como ella misma nos cuenta a ESdiario. La buena noticia es que, aún con mucho esfuerzo, se está recuperando poco a poco, de hecho, será el próximo domingo 6 de marzo, cuando volveremos a verla encima de un escenario.

La actriz de La que se avecina se subirá a las tablas del Teatro Flamenco Madrid como invitada especial del espectáculo Vermut y Potaje con Maui; "La idea surgió de repente y no me lo pensé dos veces, voy a cantar y a bailar por bulerías, siempre me ha gustado flamenco y he ido a clases con Marina Valiente en Sevilla. El domingo, voy a charlar y a reír con Maui, pero sobre todo voy a jugar y a pasármelo bien. Pienso improvisar y a ver lo que sale", nos confiesa la artista.

Cristina Medina ha querido visibilizar, desde el principio, su enfermedad a través de las redes sociales, lo hizo casi sin pensarlo, pero sí teniendo claro el "porqué"; contar el día a día de su enfermedad ayudaría a otras personas que estuviesen pasando por lo mismo que ella: "Estoy cabreada con las injusticias, cuando estás enferma te sientes desprotegida no sólo psicológicamente, también económicamente", señala.

Cristina Medina da visibilidad a la otra cara del cáncer

"Sufrir una enfermedad como el cáncer supone no solo someterte a quimioterapia y radioterapia, es necesario invertir en terapia, el tratamiento te destroza, yo he tenido dolores insoportables en todo el cuerpo, y aún los sigo teniendo, no podía ni caminar. No hay día que no me duela algo. He llegado a tomar morfina que tenía de mi madre para soportar el dolor, no podía dormir. He tenido que recurrir al naturista, al homeópata, al fisio, al acupuntor, he tomado complejos vitamínicos y por supuesto cuando lo necesito voy al psicólogo porque la enfermedad te deja la autoestima a la altura del pecho de una culebra".

Cristina es crítica con la desprotección que ha sufrido como paciente y reivindica ayudas para asumir el gasto de las terapias extra que ayudan a la recuperación de la enfermedad: "Afortunadamente yo he podido costeármelo, me gasto 1.000 euros mensuales en tratamientos extra, pero pienso en las personas que no pueden asumir ese gasto y me indigna. En una analítica me daba el hierro bajo y va el oncólogo y me dice: ¡come moluscos! y le respondí: ¡ole tus huevos! ¿Cómo me puede decir que coma moluscos?, ¿Y si no tengo dinero para moluscos? Este tipo de cosas son las que me cabrean".

Su carácter inquieto, sus ganas de vivir y de recuperarse es lo que la animan a vencer el cansancio y el desánimo: "Muchos días me habría quedado tirada en el sofá, no podía ni levantarme, pero me esfuerzo en salir a caminar, o salgo con los patines, o voy a bailar y lo último es que me acabo de apuntar a clases de piano".

Cristina Medina no disfraza con palabras cómo se siente, habla claro, y eso gusta porque sus seguidores en Instagram se han disparado y ya suman 350.000. Algunos de ellos le han llegado a parar por la calle para agradecerle la visibilidad que le está dando a la enfermedad y lo mucho que les ayudan las reflexiones de la artista en las redes.

La actriz no ha estado sola, sus hijos Gerard de 15 años y Leo de 12 la han acompañado en el proceso, aunque en días difíciles prefería que se los llevase su padre: "Ellos me han apoyado, me han entendido, la verdad es que mis hijos me caen bien", dice entre risas haciendo gala de su sentido del humor.

Cristina Medina y sus grandes amigas, Isabel Ordaz y Eva Isanta

Las actrices Isabel Ordaz y Eva Isanta, íntimas amigas de Cristina, también han permanecido a su lado: "Nos queremos mucho y han estado muy pendientes de mi, igual que mis amigos de toda la vida, esos que nunca te fallan cuando les necesitas".

Con Dani Rovira hizo su último trabajo televisivo en La noche D y con él ha sentido esa complicidad que nace cuando ambos han pasado por la misma pesadilla, el cáncer. El actor superó la enfermedad en septiembre de 2020 y también relató en sus redes su periplo de recuperación.

Este domingo se sube a las tablas del Teatro Flamenco Madrid, pero la reaparición con su propio espectáculo se proyecta para próximo mes de noviembre, estrenará Encantada, un musical escrito y dirigido por ella que va dirigido al publico infantil y a los padres: "Estoy muy ilusionada con la vuelta, haremos una gira de un par de meses y aterrizaremos en Madrid a finales de enero". Cristina Medina es creadora de sus propios shows, le gusta innovar e idear en un escenario.

Encantada lo compaginará con Lunática y con Ay Carmela que ya había puesto en marcha antes de enfermar. Su trabajo la motiva a recuperarse cuanto antes, ya piensa en sacar nuevo disco con su banda de rock: "Los temas serán poemas que escribí y que los reconvertiré en canciones. Es una mezcla de rock, pop y funky".

Cristina Medina confiesa que no sabe hasta que punto le ha cambiado la enfermedad, aún sigue en proceso de recuperación: "Tengo buena actitud y ganas de curarme, me han cambiado las prioridades, dentro de un año veré las cosas con mayor lucidez. Vivo un luto de la persona que era, haré una versión nueva de mi misma".