09 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Sofía Suescun.

Sofía Suescun desmonta la fake news sobre el novio de su madre y la reportera

Maite Galdeano volvió a primera línea mediática de titulares después de que su novio tuviera un desagradable encontronazo con una periodista de Telecinco, pero ahora la historia cambia...

| ESchismógrafo Chismógrafo

Después de algún tiempo en segundo plano este fin de semana Maite Galdeano volvía a primera línea por unas comprometidas imágenes de su novio Remi amenazando a una reportera del programa de María Patiño Socialité.

Posteriormente, Galdeano comunicaba a Patiño su ruptura con su pareja pero apenas un día después su hija, Sofía Suescun, desmentía tal extremo en Ya es Mediodía y aseguraba que su madre y Remi vuelven a estar juntos y felices.

"No le echó de casa, se fue él porque estaba muy nervioso", aclaró Suescun cuando vio las comprometidas imágenes que protagonizó el novio de su madre. En todo momento, Sofía se puso del lado de Remi, justificó su postura e incluso llegó a poner en duda las lágrimas de la reportera que rompió a llorar al sentirse amenazada por el francés.



"No estuvo acertado, pero es un gran científico, para nada agresivo, yo le conozco y no es así”, señaló explicando que al parecer Remi no sabe cómo actuar cuando hay una cámara delante y se pone tan nervioso que hace cosas así: “No sabe cómo gestionarlo y se pone nervioso y de esa manera”.

Sofía quiso tranquilizar a todo el mundo porque su madre habló así porque en ese momento estaba muy enfadada, pero no ha roto con Remi ni mucho menos: "Están hechos el uno para el otro, se aportan muchísimo. Es puro entretenimiento entre ambos y no hacen daño a nadie".

Más aún, aseguró que la entrevista comenzó de buen rollo: "En un primer momento la reportera se ríe con él" y puso en duda la veracidad de la actuación: "Yo no soy nadie para juzgar, pero las lágrimas…".