| 19 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Anabel Pantoja
Anabel Pantoja

Anabel, la Pantoja 5.0

La emisión de "Anabel al desnudo" bajó 0,9 puntos respecto al día anterior. "Sálvame Naranja" obtuvo un 15,5% de cuota de pantalla y "Tierra amarga" continúa de subida, con un 16,2%.

| Milagros Martín-Lunas Chismógrafo

 

 

Que Sálvame es el culebrón de las tardes de Telecinco es una verdad evidente que no necesita demostración. La tarde de la cadena de la margarita está habitada por un folletín de cinco horas que lleva 12 años de emisión y tiene enganchados a la mayoría de los espectadores vespertinos. Se estrenó el 27 de abril de 2009 y, desde entonces, aquellos que empezaron como colaboradores han ido mutando en protagonistas de este novelón vestido de programa de entretenimiento que se me antoja siempre guionizado. Ayer le tocó el turno Anabel Pantoja, la nueva estrella de la familia de la tonadillera experta en calderones.

La Pantoja 5.0 travestida en una especie de Bette Davis del siglo XXI protagonizó Anabel al desnudo, un noséque, un espacio que los chicos de La fábrica de la tele han bautizado como documental demostrando que necesitan repasar urgentemente los géneros periodísticos del Martínez Albertos, la biblia de primero de carrera.

A pesar de la confusión de géneros, en su favor deberíamos destacar que avispados son un rato. Conscientes de que Tierra amarga, el recién estrenado culebrón de su cadena archienemiga les está comiendo la tostada, el pasado miércoles Kiko Hernández soltaba el bombazo sorpresa: Anabel Pantoja protagonizaría su propio documental (en cursiva puesto que, con el debido respeto, lo que vimos ayer fue un perfil). La novia del Negro montó un numerito absolutamente guionizado, lo que no quita que lo hiciera con ese arte flamenco y ese genio que le corre por las venas. Muerta de miedo por las posibles reacciones de su familia, amenazó con irse para siempre de la tele. "Si vais a tirar mi imagen por el suelo, me voy y no vuelvo jamás. Al final alguien se va a enfadar y voy a salir perjudicada", gritaba Pantojunior al tiempo que hacía el amago de huir del plató.

Anabel Pantoja

El supuesto documental "no autorizado" de Anabel Pantoja se emitió a las 17:45 horas del miércoles con una cabecera autorizada en la que la sensual sobrinísima, en pelota picada, seducía a la cámara cubriendo sus vergüenzas con una sábana de satén rojo. ¡Qué casualidad! La misma hora en la que se emite Tierra amarga.

El caso es que la "gran Valldeperada" no salió bien. A pesar de la desmedida campaña promocional, la emisión de Anabel al desnudo bajó 0,9 puntos respecto al día anterior. Sedujo a 1.264.000 espectadores, lo que significa un 15,5% de cuota de pantalla. Mientras, Tierra amarga continúa de subida. El serial turco consiguió un 16,2% de share.

Como espectadora confieso que se me hizo corto. En 20 minutos Anabel al desnudo repasó la trayectoria de la sobrinísima o primísima, analizó su trayectoria televisiva, desde su llegada a la televisión en 2011 como defensora de su primo Kiko Rivera en Supervivientes hasta la actualidad, y su capacidad de diversificar negocios hasta convertirse en influencer. El plató se convirtió en un autocine de verano, sus compañeros vieron el espacio en coches emulando la famosa secuencia de Grease (lo sé soy muy viejuna).

Carlota Corredera y Anabel Pantoja

Expertos en psicología y comunicación analizaron el auge de Pantojunior. Muchos han tachado el espacio de peloteo disfrazado de escándalo con recadito para la matriarca del clan. "La juventud conoce hoy a Isabel Pantoja por ser la tía de Anabel". "Tú eres lo que tu tía le gustaría ser". "Para hacer sombra a Anabel hay que ser muy grande". "La Pantoja ve desde el dolo lo que le gustaría ser todavía y Anabel ha conseguido". ¿Cómo habrá encajado la reina de la bata de cola el puyazo?

El caso es que es todas estas afirmaciones son absolutamente verdad. Hoy por hoy, la juventud sabe quien es Anabel Pantoja y a su tía Isabel, si la conocen, es más por sus escándalos familiares o económicos que por su trayectoria artística.

Anabel Pantoja cuenta con casi un millón y medio de seguidores en Instagram, marcando distancia respecto a Kiko Rivera, el segundo de la familia que cuenta con más popularidad en redes. El hijo de Isabel Pantoja posee poco más de un millón de seguidores. La tonadillera es la persona con menos seguidores en Instagram con solo 360.000. Donde supera el millón de seguidores es en Spotify. Al César lo que es de César.

A pesar de las críticas que ha recibido el espacio, personalmente supuso un descubrimiento mayúsculo. Si todo lo que contaron es cierto, Anabel no tiene un pelo de tonta. Su cuenta corriente es la más saneada de la familia, no debe un duro a Hacienda. Consciente de que su paso por televisión no es infinito, ha aprovechado el tiempo y el sueldo para diversificar sus ingresos hasta llegar al punto de que su trabajo en Sálvame se ha convertido en un mero complemento. Dicen de ella que es la Kim Kardashian española. Lo cierto es que es lo más parecido que tenemos. Anabel Pantoja ha dejado a las Kamposian a la altura de sus babuchas.

Anabel Pantoja

Demostró unos valores que escasean en los habitantes de Cantora, de lo que se deduce que Anabel Pantoja es la gran obra de su madre Mercedes Bernal, la misma que asistió en directo al homenaje de su hija. La misma que, tras seis años de matrimonio, se divorció de Bernardo Pantoja, primogénito del clan. de oficio desconocido y con unos cuantos problemas judiciales en su currículo, que durante un tiempo trabajó como chófer de la tonadillera. Sólo Merche sabrá lo que ha tenido que bregar frente al clan y el esfuerzo que ha hecho para educar a su única hija ante la presunta opulencia de los Pantoja.

Pantojunior no olvida sus orígenes como recepcionista, el apoyo que recibió de su tía con la que estuvo trabajando durante años como maquilladora y como asistente. Es leal aún sabiendo el folletín que se cuece en su familia materna. No olvida por qué está en televisión, pero ha sido capaz de dar un paso más para superarlos a todos. Tiene claro lo que quiere y como se ve dentro de 10 años. Otra cosa es que lo consiga, que le dejen y que por el camino no aparque sus sueños en pro de convertirse en una más de las tililantes estrellas televisivas.

Si Isabel hubiera tenido una hija me apuesto el brazo derecho que no se hubiera parecido a ella tanto como su sobrina. Paradojas de la genética.

Veremos a ver hacia donde se dirige el guion del serial Sálvame, puesto que si son especialistas en algo es en encumbrar a sus protagonistas para luego darles ganchos de izquierda y derecha cual punching ball. No hay culebrón sin drama.