27 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Lydia Lozano
Lydia Lozano

Lydia Lozano llora la muerte de su hermano tras un mensaje de Paz Padilla

La periodista no pudo evitar venirse abajo al recordar a su hermano, fallecido hace unos meses por la Covid. No obstante, no quiso hablar de ello para que su madre no se pusiera mal.

| C.A Chismógrafo

Ana García Obregón protagonizó este miércoles la portada de la revista ¡HOLA! y concedió una entrevista en la que habló sobre su hijo, Aless Lequio, quien falleció en mayo de 2020 como consecuencia del cáncer que padecía. Una entrevista tras la cual Paz Padilla quiso dedicarle unas palabras a la actriz.

"La quiero mucho. Me duele su dolor", dijo la presentadora de Sálvame. "Es maravillosa Ana", se escuchó decir a Lydia Lozano. "Me da mucha tristeza el que le cueste tanto avanzar. Te mando mucho amor", dijo Paz, con los ojos visiblemente llorosos. Asimismo, le recomendó a Ana Obregón que lo que tenía que hacer era recordar con amor, pero que tenía que avanzar.

 

Mientras Paz hacía esta reflexión, Lydia Lozano no pudo evitar levantarse de su silla y salir del plató. "¿Qué ha pasado?", preguntó la presentadora mientras iba a buscar a la periodista. "Se ha emocionado yo creo que por su hermano", dijo María Patiño. "No quiero hablar del tema", dijo Lydia.

"¿Pero estás llorando por ti?", le preguntó Paz. "No, estoy llorando por mi madre, pero es que mi madre ahora me está viendo y no quiero que me vea así", explicó la periodista. "¿Pero tú lloras por ella? ¿O por el dolor que tú crees que ella siente?", insistió Paz. Fue entonces cuando Lydia explicó que la muerte de un hijo no se supera.

"Toda mi energía va para ayudar a mi madre. Yo no he pasado casi el luto porque estoy todo el rato pendiente de mi madre. Lo único que quiero es que mi madre se ría y que cuando hablemos de mi hermano nos riamos", dijo rota de dolor y sin poder parar de llorar, dando así por zanjado el tema.