| 28 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Luis Enrique, en una de sus sesiones como "streamer".
Luis Enrique, en una de sus sesiones como "streamer".

De cervezas, Coca-Cola y el jugador al que Luis Enrique ve como futuro técnico

El seleccionador español continúa con sus sesiones como "streamer" y desveló que cree que Eric García será entrenador cuando deje el fútbol, "Koke o Carvajal, también".

| Agustín Díaz Deportes

Luis Enrique continúa con su particular show nocturno desde la concentración de la selección española en Catar. El técnico asturiano sigue haciendo sus pinitos como streamer y, en su sesión de anoche, también dejó algunos comentarios interesantes para los aficionados al fútbol. En principio, aseguró que todos los jugadores convocados, incluido Morata, "estarán a disposición" para el debut del miércoles y sobre el once que se enfrentará a Costa Rica reconoció que "todavía no lo sé, tengo una ligera idea. Podría jugar cualquiera de los 26. No es un topicazo. Soy un afortunado". 

Una de las preguntas que se le realizaron a Luis Enrique tuvo que ver con los futbolistas que, dentro de los convocados, él veía como futuros entrenadores. “Veo a Eric García. Tiene pinta, le gusta y está interesado. Koke tiene pinta bestial, Carvajal también. Es lógico que Koke y Carvajal cojan experiencias para su futuro plan”, aseguró el técnico que reconoció que el gol que más había gritado en su vida "fue en Gijón, cuando jugó España contra Malta y metimos el 12-1. Fue un recuerdo imborrable. Si alguien me dice en ese momento que iba a ser internacional o entrenador le diría que se tomara un valium”.

Respecto a algunas normas de convivencia dentro de la concentración española, el seleccionador español contó que “desde que llegamos a la Selección el móvil está permitido en muchas situaciones, pero en la comida no, ya que pretendemos la cohesión del grupo y que hablen. Lo razonamos con ellos, no lo impusimos. Todos utilizamos el móvil para todo. Antes del partido pueden ir con él. Me parece una herramienta a controlar, pero en momentos importantes”. 

 

Y sobre la dieta, Luis Enrique aseguró que “yo no me salto la dieta, como sano. Claro que nos tomamos una cervecita. Ayer hicimos barbacoa y pudimos tomar algo. Normalmente el día antes del partido bebes agua. No se trata de poner normas ridículas. Cumplimos una serie de normas, pero prefiero una cerveza a una Coca-Cola”.

Reconoció Luis Enrique que, además de hacer algo de deporte todos los días, también tiene tiempo en Catar para leer. "Estoy leyendo a los clásicos del estoicismo como Séneca o Marco Aurelio. Si tuviera que destacar un libro sería El hombre en busca del sentido, de Viktor E. Frankl” y no descartó escribir algún libro. "Si un día escribo un libro, necesitaré que me ayuden, pero lo haré yo. La verdad es que podría hacer un libro sobre mi vida de jugador, de entrenador, de deportes de resistencia". Reconoció Luis Enrique ser "super crítico conmigo mismo" y "exageradamente competitivo". "Me gusta competir en todo. Cuanto peor va la cosa más me sale la vena competitiva". 

Entre otras muchas preguntas al seleccionador nacional le preguntaron por cuáles son sus mejores y peores recuerdos en la historia de los Mundiales. "El peor, cualquiera de las tres eliminaciones. En Francia caímos en la fase de grupos, los otros en cuartos. En Corea fue muy duro. El mejor recuerdo lo tengo como aficionado del Mundial que ganamos". 

"Sé que de los del Betis estáis enfadados conmigo"

Y también fue cuestionado sobre cuál es el equipo de LaLiga que más le gusta seguir. Y aquí sorprendió. "El que más me gusta, además de Barça y Madrid, es el Valencia. Gatusso ha cambiado la mentalidad de sus jugadores, tiene mecanismos para sacar la pelota desde atrás y le gusta la posesión. Gatusso es un animal competitivo. También me gusta el Betis, con muchos jugadores ofensivos, aunque ya sé que los del Betis estáis enfadados conmigo porque no os convoco", ironizó para terminar la charla.