| 04 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Morata, mostrando una estrella amarilla tras marcar el gol del triunfo ante Suecia.
Morata, mostrando una estrella amarilla tras marcar el gol del triunfo ante Suecia.

La historia de la estrella con la que Morata celebró un gol que lleva a Catar

Miguel Ángel es un niño malagueño que sufre un tumor cerebral y que visitó la concentración española justo antes de que la selección certificase su clasificación para el Mundial.

| Agustín Díaz Deportes

Cuando peor lo estaba pasando la selección española, llegó el tanto salvador de Álvaro Morata. El empate le valía al combinado de Luis Enrique para certificar la primera posición del grupo, y así la clasificación para el Mundial del próximo verano, pero el nerviosismo por la igualdad en el marcador había empezado a hacer mella. De hecho, el propio Morata, que solo llevaba unos minutos sobre el césped de La Cartuja, acababa de enviar a las nubes un disparo franco. 

Pero el tiempo se detuvo en Sevilla cuando Dani Olmo soltó uno de esos latigazos desde  fuera del área a los que felizmente nos tiene acostumbrados. Tras ser rechazado por Olsen, el balón chocó con el larguero, que lo escupió al centro del área pequeña. Allí apareció Morata que, incrédulo por la ocasión que se le presentaba y dudando por si su ventajosa posición procedía de fuera de juego, marcó tras amagar ante el desvalido portero sueco. 


Después de un momento de incertidumbre, el delantero de la Juventus fue consciente de la importancia de un gol que daba la clasificación mundialista de manera directa y se volvió loco. Se abrazó con todos sus compañeros de convocatoria, con el cuerpo técnico y empezó a pedir algo al banquillo. Lo que buscaba era una estrella amarilla con la que dedicó el triunfo a todo el mundo, pero, especialmente, a una persona en concreto. 

"Las cosas importantes de verdad. Uno de los goles más bonitos que marcaré en mi vida. Va por ti, Miguel Ángel", escribió Álvaro Morata en Instagram después de concluir el encuentro con la victoria ante Suecia. Miguel Ángel es un niño malagueño de 10 años que sufre un tumor cerebral. En la previa del encuentro, y gracias a las gestiones de la Fundación Deseo con la Federación Española de Fútbol, el pequeño estuvo visitando la concentración española. Allí, Pablo Sarabia, autor del gol de la victoria en Grecia, le regaló una camiseta y pudo charlar con Unai Simón y con Álvaro Morata. 


Por eso, cuando el delantero que el Atlético de Madrid tiene cedido en la Juventus marcó, recordó a Miguel Ángel y convirtió un tanto histórico en un grandísimo gesto de humanidad.  

 
Verificado
Las cosas importantes de verdad. Uno de los goles más bonitos que marcaré en mi vida. Va por ti, Migude verdad. Uno de los goles más bonitos que marcaré en mi vida. Va por ti, Miguel Ángel