| 06 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Sergio Ramos, en una acción ante Milik, en el PSG-Juventus de anoche.
Sergio Ramos, en una acción ante Milik, en el PSG-Juventus de anoche.

¿Y si volviera a aparecer Mbappé por el Bernabéu en los octavos de la Champions?

El Benfica marcó el 1-6 en Israel en el último minuto y mandó al PSG a la segunda posición, por lo que se puede cruzar con el Madrid en el sorteo del lunes. El Liverpool, el otro coco.

| Agustín Díaz Deportes

El Real Madrid hizo los deberes y concluyó primero de un grupo de Champions muy poco exigente. Salvo el borrón de Leipzig, eso sí, con el equipo ya clasificado, el campeón se aseguró lo más importante, jugar el partido de vuelta de los octavos de final en el Santiago Bernabéu. Las remontadas históricas de la pasada temporada así lo atestiguan. Aunque ese cruce se disputará en los meses de febrero y marzo, el club blanco sabrá el próximo lunes cuál será su rival en esa fase del torneo

Y, después de los últimos partidos de anoche, dos son los rivales que al Real Madrid, único español que permanece en la competición más importante del continente, le gustaría evitar: el Liverpool y, especialmente, el Paris Saint Germain. 

El equipo francés tenía asegurada la primera plaza de su grupo hasta el último minuto de la jornada de ayer. El PSG cumplió el pronóstico y se impuso en Turín a la Juventus (1-2), con lo que casi aseguraba su primera plaza del grupo. Sin embargo, ese casi se dio al marcar el Benfica su sexto gol en su visita al Maccabi Haifa israelí. Ese tanto logró romper el empate a todo que mantenían el PSG y el Benfica y darle al club lisboeta la primera plaza del grupo. 

De esta manera, el Paris Saint Germain se convirtió en uno de los siete posibles rivales del Real Madrid. De producirse, se repetiría el cruce de octavos de la pasada temporada, que concluyó con la victoria blanca después de sufrir lo indecible en el Parque de los Príncipes. Sería el regreso de Mbappé, después de su rechazo inesperado del pasado mes de mayo, de Neymar, Messi y, también, de un Sergio Ramos que, por fin, parece haber logrado estabilidad en el centro de la defensa parisina. 

El otro coco del cruce de octavos es el Liverpool, que ha mantenido una enconada lucha con el Nápoles italiano, con el que acabó empatado en cabeza. El equipo de Klopp ya no es el que era y marcha en la zona media de la Premier League, pero siempre constituye una amenaza para un encuentro en octavos. 

Los otros cinco equipos con los que el Real Madrid podría medirse en octavos de la Champions son el Brujas, el Inter, el Milan, el Eintracht de Franfurt y el Borussia de Dortmund. Además del actual campeón, el Manchester City, el Bayern de Munich, el Chelsea, el Benfica, el Nápoles, el Oporto y el Tottenham fueron los equipos que concluyeron en primera posición en sus respectivos grupos. Sin duda, dos de los grandes ausentes de esta ronda de octavos de la Champions son el Fútbol Club Barcelona y el Atlético de Madrid, habituales en estas lides, que han protagonizado, especialmente el equipo rojiblanco, sendos ridículos históricos.