| 28 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La vicepresidenta Yolanda Díaz en una imagen de archivo
La vicepresidenta Yolanda Díaz en una imagen de archivo

El "cebo" del SMI no enmascara la pérdida de otros 120.000 cotizantes en un mes

La Seguridad Social pierde afiliados, aunque los datos del paro están en descenso, pero el Gobierno ha apostado por una subida del SMI que puede lastrar una economía maltrecha.

| Andrea Jiménez Economía

Agosto siempre es un mes en el que el mercado laboral se mueve. Se acaba la temporada de verano y este año, además, se han reducido las restricciones por la pandemia, sin embargo, los datos facilitados por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, dejan una cifra que queda enmascarada por una importante bajada de parados, la del número de empleos perdidos. Y es que, la Seguridad Social perdió en agosto una media de 118.004 cotizantes respecto al mes de julio.

De hecho, el número de cotizantes desciende por primera vez en términos mensuales desde el pasado mes de febrero, según se desprende de las estadísticas publicadas por el Gobierno, lo que supone un cambio de tendencia en las cifras de empleo, que han sido jaleadas desde el Ejecutivo debido al descenso de las listas del paro.

 En concreto, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) bajó en 82.583 desempleados en agosto (-2,4%), su mayor retroceso en un mes de agosto dentro de la serie histórica, según datos publicados este jueves por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

En los tres meses anteriores (mayo, junio y julio) el paro registrado fue marcando récord de descensos, con retrocesos de 129.000, 167.000 y 197.000 desempleados, siendo éste último la caída más pronunciada hasta ahora en cualquier mes dentro de la serie histórica. El descenso del paro en agosto (-82.583 personas) no ha llegado a estas cifras, pero supone una caída récord para este mes.

De hecho, Trabajo ha destacado que agosto es un mes en el que tradicionalmente sube el paro debido a la disminución de la actividad de muchos sectores por el periodo vacacional. No obstante, en agosto de este año no se ha producido dicha subida y el desempleo ha registrado su sexto mes consecutivo de caídas.

El volumen total de parados alcanzó al finalizar agosto la cifra de 3.333.915 desempleados

De esta manera, apunta el Ministerio, en los últimos seis meses, el paro se ha reducido en más de 675.000 personas, por lo que con el descenso del paro en agosto, el volumen total de parados alcanzó al finalizar el octavo mes del año la cifra de 3.333.915 desempleados.

Sin embargo, las afiliaciones a la Seguridad Social han caído. Se han perdido más de 118.000 cotizantes, aunque, el departamento que dirige José Luis Escrivá prefiere resaltar que entre los años 2009 y 2019 el promedio de pérdida de afiliados en agosto es de 147.000 personas, por encima del retroceso registrado en agosto de este año.

Además, destacan otro dato por encima de esta pérdida de empleos: el total de ocupados asciende a 19.477.505 personas, "prácticamente la cifra de ocupados de febrero de 2020, mes previo al inicio de la crisis sanitaria", según ha destacado el Ministerio.

Más de 200.000 personas en ERTE

Por su parte, hay otra cifra preocupante en lo que al mercado laboral se refiere y es el del número de personas que aún continúan en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). Una figura que, pese a estar siendo utilizada en sectores que se han reactivado en la temporada turística como la hostelería y la restauración, aún asciende a 227.190.

De hecho, dos actividades, de las cien registradas, concentran el 38% de las personas en ERTE: servicios de comida y bebidas (hostelería), con 65.373 trabajadores en ERTE, y servicios de alojamiento, con 39.091 trabajadores protegidos. Dos sectores que se han tenido un pico de máxima actividad durante el mes de agosto pero que no han conseguido recuperar todo el empleo perdido.

Garamendi advierte que la subida del SMI puede suponer una "importante contracción del empleo"

Sin embargo, el Gobierno prefiere lanzar las campanas al vuelo y centrarse en otro asunto, la subida del SMI, que tal y como ha advertido el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, puede suponer una "importante contracción del empleo".

De hehco, en una entrevista en Capital Radio ha insistido en que, "con la que está cayendo", no es el momento de subir el SMI, pues supondría para ciertos sectores "una traba muy importante" para recuperar el empleo perdido con la pandemia.

En este sentido, ha señalado que la subida del SMI no afectaría a la gran mayoría de los sectores, que tienen sus convenios y un salario "muy por encima del SMI", pero sí que impactaría a un sector que "lo está pasando muy mal", como el del campo, y también a las "miles de familias" que tienen personal doméstico o personas contratadas para cuidar de sus mayores, lo que podría provocar un aumento de la economía sumergida, ha advertido.